Un misterioso asesinato con un único testigo

Era una tarde de otoño cuando me encontré un móvil debajo de unas hojas secas. Inmediatamente, al ver el contenido, fui directa a la comisaría.

-¡Hay una persona muerta! -exclamé.

-¿Qué le ocurre? -preguntó el agente.

-Estaba paseando por el parque cuando me encontré este movil -dije.

-Está bien, deme el móvil, y muchas gracias. Nosotros nos ocupamos.

-De acuerdo.

Pasaron los días y por más que lo intentaba no podía dejar de pensar en aquel móvil, en aquella foto y en aquella chica asesinada, algo me decía que tenía que investigar este caso, pero necesitaré ayuda, pensé de camino al volver a casa visitar a un viejo conocido que me podría ayudar y facilitarme información.

-¿Entonces, me ayudarás?

-Por supuesto, una experiencia más.

Al ponerle al corriente de la noticia se interesó por ella y nos ayudamos mutuamente facilitándole pistas a la policía sabiendo que sería difícil y peligroso.

Un mes después la policía descubrió que era un asunto de drogas en el que Boyle Mariotte ( la víctima), que le debía dinero a unos tíos, había sido fotografiada por Stephanie Meyer, que al ser descubierta en el acto por los mismos asesinos fueron a por ella, y sin suerte acabó muerta con un balazo en la cabeza por estar en el sitio y en el momento equivocados. Los asesinos eran unos puertorriqueños a los que la policía ya había investigado sin suerte. Por fin, después de tanto tiempo, consiguieron atraparlos. Desgraciadamente tuve que quedarme al margen, ya que esto me venía grande. ¡¡Doble asesinato!! Es algo que nunca olvidaré.

 

 

 

 

3 Responses to Un misterioso asesinato con un único testigo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.