Ojos verdes

Cariño, tú eres la roca sobre la cual estoy parado. Y vine aquí para hablar, espero que entiendas. Esos ojos verdes… ¿Quién podría rechazarte? Llegué aquí con una carga y me siento mucho mas ligero ahora que te conocí. Deberías saber que nunca podré continuar sin ti. Cariño, tú eres el mar sobre el cual yo floto. Vine aquí a hablar y deberías saber que eres a quien quería encontrar. Cualquiera que intentara rechazarte debe estar loco; porque yo llegué aquí con una carga y me siento mucho mas ligero desde que te conozco. Deberías saber que nunca podré continuar sin ti y sin esos ojos verdes.

4 Responses to Ojos verdes

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.