Siempre quedará Paris

Querido Charlie: he leído ya tu carta. La verdad es que no he respondido porque no se que decir. Ha pasado ya mucho tiempo desde la última vez que nos vimos. No se si voy a tener valor para enviar esta carta. Queria decirte que nunca pude imaginar que nuestra historia acabara, mucho menos de esta manera. Es duro. Se que puede que esté todo en mis manos. Y tan solo con que yo cambie podemos ser los de siempre. Ser esa pareja de la que nadie se puede imaginar ver separada. Esa pareja que ha pasado por millones de cosas pero siempre ha salido adelante. Me encantaría volver a ser la razón de tu sonrisa. Me encantaría volver atrás. Ser una persona nueva. Enamorarte de nuevo. Recuerdo esas promesas que nos hicimos… Ya han quedado destruidas. En el olvido. Me da pena. Hacíamos tan buena pareja. Lo que más duele de todo es verte cada dia tan cerca de mi pero a la vez tan lejos. No poder sentir que estas para mi. Que ya te has ido y que nunca más volverás. Quedan destruidos todos mis sueños. Nuestros sueños. Nuestros planes. París. Lo recuerdas? Nuestro candado.. Son tantas cosas. Tantos sentimientos. En esta carta quiero decirte, que eres el motor de mi vida. Si tu te vas, el motor se apaga.

Ana Martín Bermúdez

One Response to Siempre quedará Paris

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.