Hasta el último aliento

Hola mi vida, sólo quería escribirte para hacerte saber cuanto me importas, sólo quería explicarte una a una las razones por las que tantas veces te escribo te quiero.

Todas las mañanas me despierto, y pienso en la suerte que tengo de conocerte, pero nunca pensé que llegaría el día en el que te pudiera explicar con palabras todos los sentimientos que he tenido retenidos en mi mente durante tantísimo tiempo.

Te quiero por razones tan simples como es tu forma de ser, de hablar de hablarme, de tratar a tus amigos, a tus amigas, a mi, eres único y raro, que no significa nada malo, eres raro, y por eso eres único, único e irreemplazable y por ello, yo, hoy, puedo afirmar y afirmo, que eres lo mejor que me podría haber pasado.

Por: Carlotta (ÍES La Isleta)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.