Sensaciones

En una tarde de mayo se oyen los trinos de un pájaro. Hace mucho frío y todavía no ha caído la noche. Desde nuestro balcón se ven a tres personas en el parque, uno o dos niños jugando en el columpio y a muchos coches pasando.

Siento el frío en la espalda, aunque el sol esta en el horizonte. Se oyen las campanadas de la catedral: uno, dos, tres, ….

Veo a una chica y a un chico besándose y me imagino que yo estoy en esa situación. Me siento querida y amada  y sobre todo feliz. También me imagino que estoy volando como aquel pájaro. Siento la brisa en mi cara, siento que puedo ser libre, que puedo ser YO, que no hay nadie que me controle y, que puedo ir a donde yo quiero, a donde a mi me apetezca.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.