Autor: Adrian

  • Laura

    Laura, eso repetía el viejo Leopold a todas horas. Balbuceando en su cama enfermo de Dios sabe que, y sin querer comer si no era yo o la enfermera a la fuerza de tenazas en la boca y cuchara en mano. Le quedaba poco eso sí. Pero parecía estar muerto ya. Levantándose de la cama…

  • Pues fingiendo, fingiría no haberte amado

    Algo le pasa a mi cabeza, ya pienso que todo lo he olvidado, que todo fue hace mucho. Hace mil años pensaba en todo, en aquello que me parecía digno de cuestión. No soporto que la acción pasada quede sin pensar, puede que ese néctar fuera fruto de mis delirios, entonces, ¿Estoy loco, distraído, ebrio…

  • Los infortunantes racimos de pieles

    El cielo se pierde, los pájaros cantores risueños se despiertan de su densa siesta al abrigo de la paja y las ramas. El aire se escarcha, pues la podredumbre deja existir los campos de zarzas rojas y de la peste del pestifero. ¿Acaso estas gentes no temen el frío?, alzarprimar, !oh! vuestras viles pieles y…

  • La gran belleza

    Ignora nuestra presencia, dedíquense súbitamente al placer mundanal de la carne. Muérdanse, pellízquense, expulsen gemidos que hagan latir los tímpanos. Sean humanos por un momento y olviden el tiempo, la existencia, las miradas criticonas faltas de este pecado carnal lleno babeante placer. Retuerzanse en el lecho a la luz, pues esconderse no deber, tienen que…

  • Desvaneserce

    I Creo que cada ves, siento mas la muerte en mis pulmones, creo sentir la madera del ataúd a mis espaldas, creo poder sentir como el tiempo me corta el aire en un desafortunado y acabado cantar de lágrimas secas en mis mejillas. No aguanto mas este dolor sofocante, me están quemando los ojos al…

  • No quiero llegar al camino

    No hace falta que digas nada…..te dije que cuando saliera por esa puerta, todo sentimiento, pensamiento e ilusión sobre ti se irían. Me he encargado de encerrarlo todo en una caja y esconderla en lo mas profundo de mi armario Tu eres quien decides estar con quien quieras, y lo mejor es que el amor…