La caravana errante

deserted_caravan

Podemos describir la vida con nuestra metáfora favorita. Si la miramos desde la perspectiva actual podemos trazar, en un viejo mapa, una carretera que desanda: el futuro, de momento, debe aguardar su turno.

Un guardiamarina puede decir que es la proa y la popa de un acorazado; un guardagujas, la línea que va desde la chimenea al humo que huye hacia la cola del tren; un óptico, una lente cóncava y en su reverso, convexa; para Proust en En busca del tiempo perdido, el pasado es comer una magdalena con un té, cuyo aroma y sabor y gusto le recuerdan los viajes que hacía de pequeño con sus padres a la casa de la tía Leoncia.

Para todos esos insensatos que dijeron que el pasado quedaba atrás, decirles que contacten con el amigo óptico. ¿Acaso no ven? El pasado es un carromato fantasmagórico tirado por dos alazanes encabritados, que transporta en su interior parte de lo que fuimos, de lo que sospechamos, de lo que ya no queremos ser, ¡yo ya no soy esa persona!, gemimos,

como si el hacedor del universo se hubiera entretenido en crear en millares de autopistas  silenciosas e invisibles, entrecruzadas, que zigzaguean nuestro mundo; a ratos, por esos cilindros, de aire  más espeso, recorren, con el traqueteo de sus ruedas de madera, sus múltiples posibilidades viajeras, aquí y allá,

nos busca,

y nos sentimos como una liebre inmóvil y aterrorizada,  temiendo que nos embista en cualquier momento, las bridas temblando en el aire, los alazanes silenciosos como el maíz al viento, de reojo los intuimos, distraídos en nuestro quehacer, y cuando la certeza atraviesa el corazón: la angustia, y  ya vemos cómo se abalanza inmisericorde, juez vengativo, abarcando todo  lo que podemos alcanzar, sobre nosotros.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

7 Comentarios

Deja un Comentario
  • Julio, extraordinaria metafora…»que transporta en su interior parte de lo que fuimos, de lo que sospechamos, de lo que ya no queremos ser, ¡yo ya no soy esa persona!, gemimos»
    Cuantas cosas no quisieramos dejar atras, mientras tomamos cafe con magadalena? cuantas cosas han sucedido…y nos aterrerozamos! pero magia esta en que la caravana errante: continua. Un abrazo mi amigo
    .-= Último artículo del blog de R.C. de_interes… MARCANDO NUESTRAS METAS =-.

    • @RC: muchas gracias. Cada uno traza su camino de la vida, entiendo yo, y en cada magdalena, como bien dices, recordamos. Un besote. 😀

      @Ángel: pues también veo esa opción: la costumbre encierra sus peligros. Me agrada mucho que te haya gustado. ¡Un abrazo! 😀

      @Yomisma: pues a ver si cuando le ajustes las cuentas a cosas de tu pasado, me dices cómo y envío el mí a la UVI una temporada -al menos algunas partes-. ¡Un besote! 😀

      @Alberto Real: de todas formas, prefiero ver la botella medio llena, aunque el texto digamos que tiene una componente de angustia que me apetecía darle, así que… el pasado siempre está pero uno actúa como le interesa o apetece y justificarlo todo por el pasado es poco valiente y tiene un punto infantil. Creo. 😀

      @Kiram: mira, esa es la opción de la zorra en la fábula de Samaniego: ¡están verdes! Y te quedas tan pancha. Muy bien hecho. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa