Píldoras 2

Dijo Schopenhauer: «La primera -y casi la única- condición de un buen estilo es tener algo que decir». En la vida ocurre otro tanto: tener o no algo que decir. Si colocáramos un orden de importancia, lo primero debería ser tener algo que decirnos a nosotros mismos. Por supuesto, ese algo que decirnos va creciendo como crece una novela. En las novelas, como en la fruta que empieza a pudrirse, lo mejor es arrojar las hojas podridas y quedarse con el trozo sano. Uno escribe la novela de su vida y elimina mucha parte para quedarse con la mejor versión posible. Una versión saludable, acorde con nuestras energías y cosmovisión. La novela de nuestra vida debe tener el mejor estilo posible, el estilo del sentido común. Todo lo demás, exceso, horror, zafiedad, cinismo, sufrimiento, clichés, lo eliminamos con sumo gusto. Hay un anecdotario que nos acompaña que forma el cuerpo de esa novela: lo que somos es reflejo de lo que fuimos o hicimos. Y el tiempo, el único juez, pone a cada uno finalmente en su sitio. El autoengaño, sin embargo, puede durar toda una vida.

Dice Houellebecq que «la vida tiene verdaderos elementos de melodrama. Sobre todo la vida de los demás». Estoy tan de acuerdo que, si pudiera, le aplaudiría con las orejas. ¿Qué elementos? Hagamos un análisis somero. De ese análisis, tachemos casi todo y quedémonos con lo verdaderamente importante. Vaya, nos sorprendemos, lo que queda es ese monosílabo: «Yo».

50»

Me gustaría anunciar buenas nuevas, prodigar palabras de consuelo; pero no puedo hacerlo. Sólo puedo observar cómo se abre el abismo entre nuestros pasos y nuestras actitudes.

Surcamos el espacio, el ritmo de nuestros pasos corta el espacio con la exactitud de una navaja; surcamos el espacio y el espacio es cada vez más oscuro.

Hubo un momento preciso en que se rompió el contacto. No consigo recordarlo, pero debió de producirse a cierta altura.

Extraido de una instalación móvil y sonora titulada Opera Bianca, de Gilles Touyard y Brice Pauset.

Soy un hombre afortunado: he escrito un libro y he conseguido publicarlo. ¡Algo notable para un caballero del siglo XXI! Como me comentaba ayer mi amiga Miriam Mabel Martínez, la escritora y periodista -crítica de arte, guionista, editora- que escribió la contraportada de A través del espejo, «tú y yo siempre vamos a tener una novia y esa no es otra que tu escritura». Lo que no quiere decir que esa escritura tenga o no talento -eso es un extra que se da o no se da-. Ahora bien, continuábamos el debate, durante todos estos años de escritura, de esfuerzo, de ilusiones y de infortunios, de perfección obsesiva compulsiva, ¿acaso no será que hemos tenido también una poco de suerte? Porque ya saben ustedes que dijo Silvio Rodríguez que «con un poco de amor, sobrevivo», aunque el amor, como el chocolate, lo prefiero a toneladas; pero de suerte se necesita una pizca. Y así, me levanto de esta silla, pongo mi voz impostada, ronca y sajona, y con la magia del cine me hundo en el celuloide y canto con todos ellos: oh, sí, with a little bit of luck! 😀


[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

2 Comentarios

Deja un Comentario
  • Hay un largo camino empinado, siempre hacia arriba, sin destino aparente; y cuya distancia ha de condicionarse por el dónde y el ante quiénes. La virtud, desde abajo, incluso, ofende…

    Más allá de las fuentes del talento, del agua que viaja entre cascadas de estilos, más allá está el dónde y el ante quiénes…

    No obstante, saludo en letras tu publicación…
    Aplausos escritos 😉

    • Muchas gracias por tu comentario, me ha gustado mucho y además complementa lo que yo escribí. Siempre he dicho que un blog lo amplían los buenos comentarios. Un abrazo. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa