Etiquetafragmento

1
Cuidado con el hombre y la mujer corrientes
2
Lo que difiere de nosotros
3
La buena voluntad erótica
4
La caída de Patricia

Cuidado con el hombre y la mujer corrientes

Cuidado con El hombre corriente Con la mujer corriente Cuidado con su amor. Su amor es corriente, busca lo corriente. Pero es un genio al odiar es lo suficientemente genial al odiar como para matarte, como para matar a cualquiera. Al no querer la soledad al no entender la soledad intentarán destruir cualquier cosa que difiera de lo suyo. Al[…]

Sigue leyendo

Lo que difiere de nosotros

En cierto sentido, tenía razón en esto, pues si no hubiera ido al malecón aquel día, si no la hubiera conocido, no se habrían desarrollado todas estas ideas (a no ser que se desarrollaran con relación a otra). Me equivocaba también, pues ese placer generador que encontramos, restrospectivamente, en un bello rostro de mujer, viene de nuestros sentidos: era muy[…]

Sigue leyendo

La buena voluntad erótica

Jasselin le miraba los pechos por el escote del vestido: pechos de silicona, sí, habían realizado los implantes diez años antes, pero había sido un éxito, el cirujano había hecho un buen trabajo. Jasselin era totalmente partidario de los pechos de silicona que atestiguan que en la mujer existe cierta buena voluntad erótica; lo cual es en verdad lo más[…]

Sigue leyendo

La caída de Patricia

Se abre el telón. Suena Carmina Burana (Carl Orff). En el escenario, un sofá en un lateral del mismo, con una lámpara de pie alumbrando al personaje. Va en pijama; bata, pantuflas, lleva un bombín y un bastón de empuñadura brillante que gira en una de sus manos. La música, al poco, se detiene cuando el personaje apoya el bastón[…]

Sigue leyendo

Copyright ©  La ciudad creativa