La paradoja cíclica

Bandera_Pirata¿Alguna vez te has sentido indignado por una resolución judicial? Muchos creemos distinguir bien entre lo correcto y lo incorrecto. Pero, ¿de verdad es tan sencillo?

Seguro que has oído hablar de la piratería en Somalia. Sólo en lo que va de año han habido 130 intentos de secuestro. Pero en 31 veces han logrado su objetivo.

En Holanda hay un caso que pondrá a prueba nuestra capacidad de juzgar sabiamente.  Los abogados de cuatro somalíes, arrestados por piratería, piden que se queden allí después de cumplir la condena:

«Sería inhumano que los devolvieran a Somalia y los abandonasen a su suerte, teniendo que luchar en las guerras tribales que asolan el país. Ahora, en la cárcel, tienen techo, comen todos los días, ropa y lavabo. Lo mínimo que puede pedir un ser humano para llevar una vida digna.»

La piratería se ha convertido en un negocio lucrativo. Según el International Maritime Boureau, el provecho obtenido en 2008 por los piratas llegaría a  30 millones de dólares. Otras estimaciones indican unos 80 millones.

El gobierno holandés, por otra parte, se opone a la petición de los abogados: considera que sería un error porque se podría traducir como que piratear supone un pasaporte para una vida mejor en Europa.

En Somalia la sequía es crónica, la violencia hace imposible la actuación de las ONG y la distribución de alimentos, de los que depende más de la mitad de la población. El primer mundo ha esquilmado sus caladeros. Así que muchos se ven abocados a la piratería para poder subsistir.

¿Y tú, qué decisión tomarías? ¿Te parece más  justo devolverlos a su país o, por el contrario, más humano dejarlos en Holanda, una vez cumplida la condena?

Este tipo de paradojas son un síntoma del absurdo que habita en este mundo.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

3 Comentarios

Deja un Comentario
    • Entonces, Jose, aplicas la justicia por encima de otras consideraciones. Como dice yomisma, la justicia debe ser ciega, y no emocional.

      ¡Un abrazo! 😀

  • ¡Muy buenos días yomisma!

    El comentario genial. Buenísimo. Creo que no te has dejado nada y has tocado todos los puntos. Casi era como leer lo que yo pensaba jaja.

    Se ve que sin café razonas mejor. 😀

    ¡Un besote! 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa