Y por eso mismo las adoro

El resto del día que no pienso en sexo, apenas un diez por ciento, medito sobre una amplia variedad de temas. Y hoy me detengo en un tema nuevo, sorprendente, del que apenas hay referencias -juas-: ¿las mujeres son malas?

¿Qué hay de verdad en esta frase coloquial y… tendenciosa? Yo podría argumentar que, para empezar, todo hombre nace de una mujer, y ni los nueve meses que pasamos dentro de una, literalmente, nos ha ayudado a entender su mecanismo. Pocas veces se sabe lo que piensan, ya ni te cuento lo que quieren, como buenas ciudadanas de Doblesentidolandia. Es mejor no pensar. Es mejor no querer saberlo.

Pero lo que sí me dice la experiencia, lo que mi corazón sabe con certeza, es que son todas malas, ¡malas!, como la quina. La mujer puede ser la mayor hija de puta cabrona perra enemiga suelta por el mundo, ríete de Jigsaw y sus puzzles gore. En la naturaleza hay más especies que lo sufren: la Mantis Religiosa devora el macho tras la cópula -¡Lorena «a que te la corto» Bobbit!-, así como otras especies.

Y añadiré algo más: si alguna se atreve a decir lo contrario, ¡miente!… y es que esto también lo son. Las mujeres mienten por diversión, por maldad, por venganza, porque forma parte de un plan más ambicioso… Con estas características, no entiendo cómo los servicios secretos de medio mundo no poseen una mayoría de agentes mujeres.

En cambio -¡oh sí, llegó la odiosa comparación, la vida es dura!- los hombres somos más… ¿simples? Que algo no me gusta: lo digo; que no estoy de acuerdo, también. Pero la mujer también sabe actuar en estas situaciones: te planta batalla, te responde, antes de que acabes la frase tiene una contrarréplica, y como su paciencia es infinita y en este juego no le vas a poder ganar y no hay ibuprofeno en el mundo para soportarlo, ¡acabas claudicando y entonando esas dos palabras universales que, tarde o temprano, todo hombre aprende a utilizar!

Sí, cariño.

Porque vete a decirle a una mujer que no te apetece seguir con una discusión, cuando para ellas es importante: desde que limpies la mesa con un producto determinado, con un trapo concreto y con un método exacto -sí, son así de coñazo- a tener un hijo. ¡Atrévete! La que se puede armar, patrón. Te la guarda. Espera. Ella no tiene prisa. Va haciendo sus cosas. Y cuando salga de nuevo el tema -que saldrá, oh pobre iluso, ¡ella no olvida!-, prepárate. Da igual que tu sentido común te diga que tienes razón. Antes se amputa las tetas que dártela. Si una mujer fuera una quiniela, pon siempre que gana o empata.

Testimonio de Paco Jacinto Quilón R.

Yo fui legionario, doce años, es muy duro, no esas mariconadas que salen por la tele de comer mierda de vaca y hacerte una cabaña en un mitad del Orinoco. Me dejaban en medio de la nada,  en Fuerteventura, tres días con sólo una botella de agua , abandonado, y me mandaban comandos que me disparaban con fuego real. Conocí a Fani, mi novia, me licencié para casarme con ella a los seis meses de conocerla. Si no fuera porque tengo un chiquillo con ella, me reenganchaba. Me tiene la cabeza loca.

Una mujer es capaz de sonreír, llevarle un café, preguntarle amablemente por los hijos a su peor enemiga y por dentro desear que le salga un orzuelo en el ojo. Además, no hay distancia temporal que mengue su ansias de venganza: la que le robó el novio en el instituto o la que le fastidiaba con su vanidad insoportable, da igual que hayan pasado veinte años, ¡la odia y pregunta por su vida para saber si le va mal! Y si le va mal, entonces, con felicidad contenida, en un rostro pétreo y digno de una imagen mariana, exclama:

¡Ay, la pobre!

Con su variante:

No nos llevábamos bien, pero YO NO ME ALEGRO por esas cosas.

¿Seguro que no te alegras, mala, que eres mala?

Y ya no te cuento nada cuando su sentido de pertenencia activa la alerta. Un estilo de vida, una amistad de toda la vida, la partida de rol los sábados por la tarde, que de repente pierde. Quítale a una mujer algo que sentía como suyo y te conviene echarte a correr.  ¿No has oído eso de que una mujer despechada es un arma de destrucción masiva?

¿Meterse en tu vida? No. Ellas sólo preguntan.

¿Preguntar es malo? ¿Qué tiene de malo preguntar? Solo es malo si tú tienes algo que ocultar, pero si no, preguntar no es malo. ¿Tienes algo que ocultar? ¿Entonces? ¡Responde!

Éste es el razonamiento de una mujer. Excluímos de la cuestión a las que miran  a escondidas el móvil, el correo electrónico o llaman para saber dónde estamos en cada momento: eso ya es una patología. Qué hicistes, dónde fuistes, pero a lo ¿sutil?, y como no respondas, mal -leer razonamiento anterior en cursiva-, pero como respondas algo que no les guste, aún peor.  ¿Consejo? Da poca información, di que te lo pasastes bien pero no demasiado, que ella siempre te dirá: me alegro por ti que lo pasaras bien. La mesura es la clave.

Llega el día -porque llega- en que lo interiorizas tanto que antes de que te pregunten nada ya estás desembuchando. Te van preparando psicológicamente. Una mañana te das cuenta -pero ya es tarde- y les dices que dejen de controlarte y te responden que ellas hace mucho que no te preguntan nada y que no son controladoras: claro, cantas como un jilguero, no necesitan preguntar. «Yo tengo una fe ciega en mi novio». El entrenamiento es lo que tiene.

Ellas no son malas, sino lo siguiente.

La envidia y los celos lo llevan muy mal, cuando no son un anuncio andante de vanidad. Basta que pase una mujer con un escote de vértigo o un culo que envidiaría Inés Sainz que no van a parar hasta encontrarle defectos: que si la celulitis, que si va teñida, que si viste muy hortera, que si tiene cara de chupar pollas penes.

¿Y cuando nos obligan a elegir? Con una mujer, prepárate, es A o B, no existe C, arrastrando todo y a todos cuando así lo desean. Son expertas en crear guerras entre bandos que guardaban una pacto de no agresión desde hacía lustros por diversión o porque obtienen algún beneficio. Y aquí llega lo mejor, la parte más interesante, lo que para mí es el éxito de la mujer, el culmen, la guinda del pastel, que si portara sombrero me lo quitaba una y mil veces haciendo una larga reverencia. No te lo pierdas.

Ellas, las malas, son «la víctima».

Un día, quién sabe, puede que la que más te sonreía, la que parecía más tonta, esa que no se enteraba de nada y de la que llegaste a pensar «qué cortita es, la pobre, menos mal que me gusta», no era lo que aparentaba… Porque podría ser que justo esa

sea la reina de las malas.Postdata: En este tipo de artículos suelen aparecer, misteriosamente, comentarios de mujeres que no se sienten identificadas con el arquetipo. Pero muchas. De hecho, aseguran no usar este tipo de estrategias y conductas en su vida, ser buenas personas, no haber puteado herido aposta a ningún hombre ni ninguna mujer jamás y cuando tienen un hueco hacen unos postres caseros que ya quisiera para El Bulli Ferrán Adriá y apadrinan niños. El argumento más común en su defensa es: «no se puede generalizar». ¡Que no, que eres mala, mala!

Y por eso mismo, las adoro. 👿 O:)

Imagen: thebooksmugglers.com y www.bluemantshirts.com.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

30 Comentarios

Deja un Comentario
  • Malas no, malísimas, todo lo que dices y mucho más. En cada baño de chicas de cada instituto de cada ciudad a los que acudimos, eso sí, acompañadas de nuestra mejor amiga, a hacer pis hay un manual que leemos con el título de «Cómo vengarse de los hombres tras miles de años de castración total». Doble- sentido-landia: país en el que te quiero significa «no me ralles, así lo arreglo todo». Especies castradoras: líderes y manuales: Opus dei, Benedicto XVI, la Biblia (amén de otros menos conocidos por ésta malísima que escribe). Defenición de mentira: lo que un hombre le dice a una mujer «para no hacerle daño». «¿Cómo acabar una discusión? por Fulanito Detal: bueno ahora un polvo y todo arreglado» Definición de Estrabismo: defecto que surge en los hombres cuando quieren mirar a dos tías a la vez, a su novia-pareja-mujer y a la rubia de culo levantador…de envidias, Esposa: señora que quieren los hombres para que les haga sopita cuando estén enfermos y compañía cuando sean viejos. Yomás: también conocido como complejo de pene pequeño. Se observa sobre todo en hombres con coches deportivos o de gran cilindrada, suele aparecer en situaciones de gran estrés como en reuniones con otros hombres de mayor atracción para las mujeres, ya sea por el físico o por el intelecto o por ambos. Y sin embargo querido, os queremos igual

    • @Kiram, @Lucía, @almogrote, @xiqueta: si esto no lo digo yo, lo dice una mujer… Me limito a hacer caricatura de este artículo que leí y creo que hay poco sentido del humor. Para comprobarlo, he aquí el origen de mi artículo -buscando algo rápido para escribir, divertido, cambiar un poco el estilo-, que conste que esta chica solo da su opinión y me dije: pues si lo dice una mujer… ¡aprovechamos la coyuntura!La verdad sobre las mujeres: somos malas. O a ella también le van a decir que le han hecho mucho daño, juas. Prácticamente lo modelo un poco y le doy un toque más amplio e irónico, porque puestos a contar, si es una mujer la que reconoce este tipo de cosas, oye, ¡yo qué más puedo añadir! Poquito. Tampoco hay que tomárselo así, mademoseilles, pero se respeta… ¡y mira que lo titulé así, anda que si lo titulo Las mujeres son malas y lo escribo tipo ensayo, la que me cae! De frustrado para arriba, no entiendo cómo se lo han tomado tan literal con la cantidad de ironías, bromas ácidas, sarcasmos, etc. Eso sí: detrás de cada ironía a veces se esconde una realidad. 😀

      • Pues por eso decía que esperaba que lo hubieras escrito para picar un poco..
        Pero a mí no me ha gustado por lo que dices, que en muchos casos, es cierto, si no por la condescendencia que destila, porque es como si hablando de las mujeres te refirieras a las «eternas menores de edad» a ese grupo de gente con quien hay que tener mucha mano izquierda porque, oye! son así! pobrecillas ya con lo que tienen…
        ¿Me explico?
        Las mujeres son malas y los hombres son malos, porque la mayor parte de la gente es mala, y hasta cierto punto, disfruta haciendo que los que no son así se tiren de los pelos pensando en cómo hacer para no cagarla.
        Además, que lo diga una mujer no es como si escribiera un artículo científico el premio nobel de física… xD

        • @Kiram: ¿Y qué pasa si lo pienso? Mira la señorita de izquierdas… A ver, está escrito en clave sarcástica e irónica, pero no cuento cosas que no puedan suceder, y el tono es condescendiente porque las personas tienen cosas buenas y malas pero hay mujeres que la vanidad, el estar consentidas o lo que sea las hace parecer «eternas menores de edad», o cargantes, o lo que quieras, como puede serlo un hombre. Cuando yo lea un artículo lleno de tópicos machistas sobre los hombres y nuestra supuesta mínima inteligencia emocional ya me encargaré yo de opinar, pero no iré diciendo que la autora es una acomplejada. Yo pensaba que estábamos en un país libre hasta para meterme un poquito con las mujeres, o un arquetipo -pon el adjetivo que quieras-, pero lo que no me has comentado es que una mujer, tan mujer como mis queridas e inteligentes comentaristas de mi bitácora, hace un análisis del comportamiento femenino hablando sin pelos en la lengua y cree en su punto de vista. ¿Esto la desacredita porque no piense como otras? No creo, yo pienso que lo que tiene es un par de ovarios para decirlo porque eso le acarrerá comentarios desagradables en contra. Pero es que resulta que más amigas mías piensan en muchos aspectos, no en todos claro, aproximadamente igual que esta chica, y en no pocas ocasiones he asistido a conversaciones en las que me han confirmado parte de estas teorías, hablando en ese tono distendido y de humor pero que siempre lleva algo de verdad, aunque no guste oírlo, igual que lleva algo de verdad que los hombres en este país tenemos una educación machista, ¡es lo que hay! ¿Pero tengo que meter palos a los tios para poder hablar de las mujeres? Ya les vale. Todas esas tonterías de las que hablo no pueden pasar al mismo tiempo porque sería insufrible y además no creo que exista un hombre o una mujer así, aunque de todo hay. Y si una mujer lo opina por su experiencia, qué pasa, nos la vamos a cargar ahora porque no opina como las políticamente correctas. Pues yo creo que es una voz tan lícita como cualquier otra y seguro que en un debate con ella no estarían de acuerdo… o puede que tal vez en más cosas de las que a priori uno piensa. El tono condescendiente es porque quiero coger ese puntito para provocar, pero no me creo que no hayas soltado ni una sonrisa al leerlo, cuore de melón. 😀 :love:

  • Porque ya no te acuerdas de cuando estuviste una temporada en el vientre de mamá. Es que ya te olvidaste lo bien que te lo pasabas dentro en el líquido elemento, calentito y superprotegido? sí por tu mamá, aquella joven ilusionada, que dentro llevaba el tesoro más hermoso el más valioso de su vida. Tú te chupabas el dedito, te encantaba dar volteretas dentro, y por diversión hacías pompitas, si con aquella boquita chiquita. Eras feliz inmensamente feliz, en un mundo acuatico preparado para tí solito. Ahí nada te podía pasar mamá te llevaba a todos sitios , no sentias ni frio ni calor era la repera. Escuchabas música y la dulce voz de mamá. Pero claro llegó el momento de venir al mundo y se está bien muy bien, pero como en la cestita jamás. Ahora eres un hombre y claro , porque te tocó ser hombre , a veces toca hombre , otras mujer. Las mujeres son malas? ummm pues yo diria que la hormonas son diferentes y eso confunde. El macho es el que fecunda a la hembra, hasta ahora más adelante pues quien sabrá. Sexo débil por ser mujer ? no en absoluto, sexo débil por fuerza muscular sí. La eterna lucha de sexos forever, hay bendito! Pero que bonito es amar y ser amado. Un secretillo: el amor no existe, es una jugarreta de la ciencia. El amor es considerado una enfermedad, bonita , pero enfermedad. Bueno no hay mal que cien años dure. Y si tienes razón , a veces me han dado ganas de clavar los colmillos a mi pareja durante el apareamiento, subidón? quien sabe. Te digo que la luna nos influye muy mucho y a las mujeres más, porque a veces nos transforma con una maravillosa fuerza interior que se hace sublime. Gracias por escribir los que piensas , por ser tan sincero e irremediablemente loco por las mujeres. Sexo , sexo , sexo, sexo….. eso es cuestión de hormonas!!. Sigue en la lucha no desistas y , como decía mi abuela : El chico es bueno, pero bueno solo … pues como que nó. Besos:grin:

    • @Almogrote: De verdad, que es que es un artículo irónico, humorístico, sarcástico, nada de una expresión de frustración con las mujeres, ni nada de eso, cariño, que no siempre hay que hacer un análisis freudiano de lo que se escribe -me recuerdas a una adorada vecina que tengo por aquí-. Super lindo lo del bebé, esta semana he ido a ver a dos amigas que han parido y he visto una niña, Chloe, y un niño, Guillermo, y tan lindos que son. Leyéndote, parece que nacer hombre es una putada. A mitad de comentario me perdí porque me saltastes con el sexo, pero tu abuela era una santa y una sabia. No he escrito lo que pienso, lo digo porque lo citas por ahí, pero tampoco digo que hay un sentido de lo que está escrito que no comparto porque creo que hay situaciones en las que se da, visto con estos ojitos, oído con estas orejas. Lo de los colmillos va a ser el subidón. 😀

  • «Eppur si muove»… fíjate que me recuerdas a Galileo.

    No comparto muchas de esas cosas que has escrito con las tripas 😀 , algunas otras sí. Pero como ahora mismo no tengo tiempo de escribir nada demasiado malvado, sólo diré que jaleo la respuesta de Lucía, porque además de mala, es lista.

    Y sí, soy mala, mala malísima (me viene de serie). Y lo peor de todo es que me gusta 😉 .

  • Gracias Xiqueta por lo que me toca… :-*
    Julio Julito Julio…es que las mujeres – normales- estamos muy sensibles con este tema… Pero es cierto que determinadas mujeres son más discriminatorias con nosotras mismas que los hombres (ya habíamos hablado de esto).
    En fin…a mí, de todos modos me hizo mucha gracia ese principio…me recordó a un tema de Pedro Guerra la mar de gracioso…y aunque te enlace el vídeo no quiero que te sientas identificado, ni te estoy llamando enfermo – que soy mala pero no tanto- pero inevitablemente me acordé de Peter…El vídeo es un poco gracioso…es un juego de palabras, en gallego Follas significa hojas.

    Bueno entonces nos falta sentido del humor pero nos sobra maldad. Si alguna vez tienes algún problema no dudes en llamarnos, te solucionaremos el problema seguro con una venganza de mujer de esas de destrucción masiva. 😀 Besos

    • @Lucía: No veo cómo una mujer tan inteligente como tú se puede sentir molesta por opiniones que no comparte o con las que no se siente identificada. Me escucharé el vídeo. Falta autocrítica a punta pala y sentido del humor en los comentarios, pero es mi punto de vista. ¿Ahora no se puede decir que hay mujeres que son malvadas? ¡Y qué será lo siguiente! Oh, mundo cruel… Yo si las llamo será para invitarlas a cenar con un buen vino y mucho marisco. 😀 :love:

  • ummm…qué bien suena eso del marisquito… ¡qué quieres que te diga Julio! ¿Que estamos a la defensiva? pues sí, es un tema complicado ¿Que deberíamos tomarnos las cosas con mas sentido del humor? pues también. Pero estoy harta de que este tipo de chicas me tome 1. por tonta y 2. por «una de esas que no sabe jugar» y que aún encima los tíos me metan en el mismo saco que a ellas. Me explico. Reunión de amigas del insti tras 5 años sin vernos. Comentario de ella: pues yo no salgo sin fulanito y cuando fulanito sale salgo yo con sus amigos, y me aburro mogollón, para controlarle y cuando sale solo, las menos, me paso la noche en vela, comentario mío: pues T. y yo nos pegamos una vida, vivimos en el centro y estamos saliendo todo lo que podemos, ya habrá tiempo de quedarse en casa cuando tengamos críos y trabajos serios, sino me apetece me quedo en casa y lo mismo él y salgo yo por ahí con mis amigas y amigos. Respuesta de ella:¡todos los días! a veces solo, pues nena, tonta que eres que tarde o temprano te hará alguna y después te quedarás sola con el temita ese de la confianza y la libertad…X( y qué quieres que te diga si me dices que todas somos malas y si lo negamos mentimos… pues enfadarme…por muy de broma que estés me salta el piloto de alerta. :-*

    • @Lucía: Ah, sí. Yo salí hace pocas semanas con un amigo y se trae un colega del gimnasio. Esto que hablas un poco de todo, me suelta en mitad del pub que tengo mucha cara porque mi amor se había quedado en casa y yo estaba allí. Y guardándome la sonrisa irónica porque oye, primer día que lo conozco, no me apetece ponerme a discutir, le pregunto «ah, ¿y eso por qué lo dices?», más que nada porque soy un provocador y quería ver hasta dónde llegaba su razonamiento, o lo que es lo mismo, reírme por dentro en su cara. Y me dice: «pues porque tienes mucha jeta, la dejas en casa mientras tú estás aquí disfrutando». Paso de él y le digo a mi amigo con disimulo, el pub lleno de gente, la música muy alta: «¿Has oído a tu colega? ¿A éste de dónde lo has sacao, nen?» Y me dice: no sé, eso ya es como tú lleves tu relación. Y pienso: vaya par de elementos estos dos. No sé: imagino que estos serán -porque mi amigo es un caso, ha «cuerneado» a la novia por toda la ciudad hasta que ya por fin lo ha dejado, pero si ella lo llama pues aprovechamos la coyuntura- de los que tienen que salir los dos por cojo… y si no salen los dos, nos quedamos en casa los dos. ¿Y la confianza dónde fue a parar? Y sobre todo se trata de modelos de pareja o de cómo quieres administrar tu vida. ¿Y si mi pareja no puede salir tal día a tal hora, me tengo que quedar por fuerza en casa? «Vamos», le dije a mi amigo aproximadamente, tirando de memoria, «si te parece voy a consultar las agendas para poder de fiesta.» Podría haberle dicho, ahora que medito: sí, vete a decirle a una mujer independiente y en una relación de igual a igual que se quede en casa porque tú lo dices, lo primero que hace es reirse en tu cara y lo segundo hacer lo que le da la gana. 40 años tenía, el chavalín, no me quiero imaginar lo que se busca por ahí para pasar el rato. Si es que hay gente para todo. Si alguien me va a decir que menuda gente con la que salgo, bueno, para salir a tomarme unas copas como que me da igual, y por lo menos mi amigo -que el cuarentón no lo es- es buen tio independientemente de que sea un poco golfo, que él sabrá lo que hace con su vida sentimental/sexual. :grin.

  • Pasaba por aquí…
    Diagnóstico : Somos una especie…Adorablemente Perversa * 👿
    Justificación: Depende de la variante hormonal. Eso sí que influye. O:)

    Saludos Julio

  • ¡Julioooo! Jajajaja no puedo creer lo que has escrito, me quedé fascinada y más, me divertí mucho pensando que somos TODO eso y MUCHÍSIMO MAS, las mujeres te pueden sorprender con la cantidad enorme de cosas que traemos guardadas…

    Pero no me has «picado» como dices, al contrario, me dió mucha risa la concepción del «prototipo» femenino, que claro, cada quién le habla como le va en la feria, ¿no?

    Por lo pronto, te mando un besote y un abrazo, esto ha sido súper divertido ñ.ñ

    Alma 🙂

    pd. a que no sabías que así me llamaba?? ja ja :p

    • @Pinky: ¡Hola, Alma! 😀 Me alegro que te divirtieras, la idea era provocar un poquito al personal y escribir algo divertido sobre la «guerra de sexos», pero bueno, al final pensé que iban a hablar de cómo somos los hombres y me quedé con las ganas. ¡Besos! 😀

  • Me he reído con ganas. Yo, te recomendaría ver un programa. Seguro que se te queda la cara de extrañado, pero entenderás por qué. Si uno mira tras el montaje y la parte falsa, verás detrás cosas que… ponen los pelos de punta.

    Échale un vistazo al reality-comedia de Granjero Busca Esposa. No tiene desperdicio. Ya no alquilamos película para los domingos por la tarde. Con lo que se ve ahí tienes para reír un par de horas.

    Mujeres, con ellas no, pero sin ellas tampoco :). Al menos yo… ¡las echaría mucho de menos! 😀

    • @Ángel: Ríete: ya lo vemos y estamos enganchados. Por cierto, somos fans del que no se lava los dientes, me parece el mejor descubrimiento televisivo en mucho tiempo, más auténtico no se puede ser. Brutal. Y los otros, bueno, si todos los reality fueran así. 😀

  • MUJERES (Arnaldo Jabor)

    Cierto día paré para observar a las mujeres y solo pude concluir una cosa: ellas no son humanas. Son espías. Espías de Dios, disfrazadas de nosotros.
    Paré para reflexionar sobre el sexto sentido.
    Alguien duda de que exista?

    Y como explicar que ella sepa exactamente cual es la mujer, entre las presentes en una reunión, sea aquella que está dando encima tuyo?
    Y cuando ella anticipa que alguien tiene algo en contra tuyo, que alguien se está enfermando o que estás queriendo terminar el relacionamiento?
    Y cuando ella dice que va a hacer frío y te obliga llevar un saco? Rio de Janeiro, 40 grados, vas a tomar el avión a São Paulo. Solo media hora de vuelo. Ella dice que lleves un saco, porque “va hacer frío”. No llevas. Y qué sucede?
    El avión queda preso en el tráfico, en tierra, por casi dos horas, después que ya entraste, antes de decolar. El aire acondicionado gotea hielo de tanto frío que hace dentro del avión.
    “Lleva un zapato extra en la valija, querido, podrías pisar en un charco de agua…”
    Si no llevas un “zapato extra”, mi amigo, lleva dinero extra para comprar otro. Pues el tuyo estará, sin duda, mojado…
    El sexto sentido no tiene sentido!
    Es la comunicación directa con Dios!
    Así es muy fácil…
    Las mujeres son madres. Y preparan, literalmente, gente dentro de si.
    Será que Dios confiaría tamaña responsabilidad a un simple mortal?
    Y no satisfechas en enseñar la vida ellas insisten en enseñar a vivirla, de forma íntegra, ofreciendo amor incondicional y disponibilidad integral.
    Se habla de “amor de madre” , “corazón de madre” . Todo eso es medio mágico…
    Tal vez El haya instalado el dispositivo «corazón de madre» en los «ángeles de la guarda» de Sus hijos (que, además, fueron creados a Su imagen y semejanza).
    Las mujeres lloran. O desaguan?. O rebasan?
    Hombres también lloran, pero es un llanto diferente. Las lágrimas de las mujeres tienen un no sé qué que no quiere llorar, un no sé qué de fragilidad, un no sé qué de amor, un no sé qué de condimento divino, que tiene un efecto devastador sobre los hombres…
    Es llanto femenino. Es llanto de mujer…
    Ya vieron como las mujeres conversan con los ojos?
    Ellas consiguen pedir una a la otra para mudar de asunto con apenas una mirada..
    Ellas hacen un comentario sarcástico con otra mirada.
    Y apuntan a una tercera persona con otra mirada.
    Cuantos tipos de mirada existen?
    Ellas conocen todas…
    Parece que frecuentan escuelas diferentes de las que frecuentan los hombres!
    Y es con una de esas millones de miradas que ellas hechizan a los hombres.
    HE-CHI-ZAN!!
    Y hay más. En lo tocante a las profesiones, por qué se concentran en las áreas Humanas?
    Para estudiar a los hombres, es claro!
    A pesar que algunas disimulen y estudien Ciencias Exactas…
    Ni mismo Freud se arriesgó a adentrar en ese campo. El que estudió, como pocos, el comportamiento humano, dijo que la mujer es “un continente oscuro”.
    Quiere evidencia mayor que esa?
    Cualquiera que ama se aproxima de Dios.
    Y con las mujeres también es así.
    El amor las lleva para cerca de El, ya que El es el propio amor. Por eso dicen “estar en las nubes” cuando están enamoradas.
    Pero ella son ángeles después del sexo-amor.

    Y es en esa hora que ellas se sienten el propio amor encarnado y vuelven a ser ángeles.
    Y levitan.
    Algunas hasta vuelan.

    Pero los hombres no saben de eso.

    Y ni podrían.

    Porque están tomados por un encantamiento

    Que los hace dormir en esa hora.

    • @Mónica: Precioso texto. Me hubiera gustado escribirlo a mí. Felicitaciones a Arnaldo. Cada vez escribo más hispanoamericano -felicitaciones, me da gusto…-. 😀

    • Porque me pongo en mi piel y cuento lo que me ha sucedido y la experiencia de los amigos que me rodean… tan fácil como eso… No veas las que se armó, las mujeres tienen muy poco sentido del humor y se ríen muy poco de ellas mismas, o conozco pocas o casi ninguna así. Eso sí, reírse de los demás, sobre todo hombres, hacer chistes entre ellas, o decirle a un tio que tiene tal o cual complejo o lo que sea, eso sí está bien, pero nosotros descojonarnos de ellas, mal, es lo de siempre… 😀

  • Já! Bueno, menos mal que hay ironía, humor ácido y que lo tomas de otra persona, que so no iba a sugerir que en lugar de enamorarte y amar a una malvada te volvieras gay para darle cariño a una sufrida y noble criatura de tu mismo sexo.

    p.d. Me identifico con lo de las preguntas… lo acepto, soy así.

    • ¿Sí? Jajaja, hay que tener sentido del humor. No existen arquetipos, afortunadamente. Me alegro que lo tomaras como lo que es. Si escribieran un artículo destripando a los hombres, o me río, o trato de explicar algunos puntos tópicos sobre el tema, o analizo otras cosas, pero… ¡me parece bien que te lo tomes así! Lo gracioso es, como dices, que lo escribió una mujer, ¡soy inocente! En todo caso, culpable de plagio. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa