¿Escritor de bestsellers o de textos literarios?

Moleskines

Uno va anotando cuestiones en los moleskines y luego quedan postergadas por otras que nos parecen más interesantes o nos motivan más, de tal forma que la pila de asuntos se va haciendo tan grande como aumenta la de moleskines guardados en la mesilla de noche.

Revisando mis papeles he encontrado una dirección anónima sobre algo que parecía interesarme. Me llevó a una noticia sobre el escritor Juan Goytisolo, que se mostraba en profundo desacuerdo con los criterios exclusivamente comerciales por los que se guían la mayoría de los editores del mundo, aunque en la noticia reconocía que él «nunca» critica a los novelistas que «venden mucho, porque «gracias a ellos» puede vivir él.

«Los autores de textos literarios somos de alguna manera los parásitos de los campeones de venta. Pero así debe ser«, declaraciones hechas mientras presentaba su novela El exiliado de aquí y allá.

Curiosa forma de expresar lo que se permea en los mentideros que no comparten el sistema de escritores «suscritos» a determinados suplementos culturales, como si estos fueran la representación de nuestra literatura por tener una columna diaria o porque la editorial, que pertenece al grupo empresarial de ese periódico o radio, publicite a todas horas su nueva novela. ¿Les suena?

Entre otras perlas de Goytisolo destaco:

1 En desacuerdo con el afán de venta de los editores y contra «esos mamotretos de novelas» que se publican con frecuencia hoy día, porque «es algo muerto y enterrado que no significa absolutamente nada».

2 «La existencia comercial oculta la inexistencia artística». «Ese fenómeno que se ve a diario está afectando a la organización cultural de los estados«.

3 Dato: en el Instituto Francés de Madrid a los niños que aprenden español les recomiendan leer «La sombra del viento», de Carlos Ruiz Zafón, y «La catedral del mar», de Ildefonso Falcones. «En fin, sobran los comentarios», añadió.

4 «Lo promocionado es supuestamente lo que tiene valor literario, y esto es muy grave». «La publicidad, el afán comercial, oculta la falta de iniciativa y de creación artística».

Lo que muchos piensan -pensamos- pero que jamás oiremos decir a tantos autores establecidos en editoriales o grandes emporios mediáticos, dicho por un autor que tiene su propio punto de vista, no la verdad absoluta, con ese hastío que parece reflejar las sensaciones de la literatura de este nuevo siglo en España. ¿Querrá decir también Goytisolo que los best-sellers son un mal necesario para poder leer literatura en mayúsculas?

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

10 Comentarios

Deja un Comentario
  • suena a que sí…. subvencionan…
    te comento lo que pasa en Paraguay… Yo llevo tres poemarios publicados, libros que no generan ganancia a la editorial, como la poesía en general… Una vez le pregunté a mi editora porqué nos publica a los poetas y me respondió que la poesía es un género que debe ser también publicado por las editoriales «serias»… Le pregunté cómo hacía… y me dijo que los libros que sí venden (novelas y de temas generales) nos subvencionan a los poetas… que para eso tiene esos otros libros que sí venden…. para apoyar a los otros que también merecen ver la luz…

    • Pues mira, me encanta que dejes lo que te pasa a ti en tu país, pero hay un lado bueno, como dice también Goytisolo: ellos patrocinan la «buena» literatura y la poesía, de forma indirecta. Si al final tendremos que darle las gracias a Dan Brown… ¡un besote! 😀

  • Se me ocurre cierto paralelismo con esos cineastas que dicen aceptar films de encargo para ganar lo suficiente a fin de poder abordar sus propios proyectos, supuestamente cine de autor y/o indie.

    Pero lo que paso a hacer inmediatamente es apuntar en mi moleskine el título de un guión que se me acaba de ocurrir leyéndote. El título es, como cabría esperar, «Moleskine», aunque me temo que tendría problemas de copyright…

    Perplejos Saludos !)

    • Por supuesto, solo hay que echarse las manos a la cabeza para ver cómo ciertos actores/directores hacen según qué papeles para obtener el dinero para sus proyectos. Imagino que algo así le pasaría a Pacino con su ¿Ricardo III?, vaya pedazo de interpretación que hizo de Shylock en El mercader de Venecia. Al menos se redime de vez en cuando con estas películas, porque De Niro está en otra cosa. Qué pu-ta-da para el cine. Creo. Si se te ocurrió leyéndome, ¿tengo derecho a parte de los beneficios cuando te hagas rico? Llamaré a la SGAE a ver qué me dice Teddy -bueno, pensándolo mejor, y visto lo que me gusta tu blog, con que me invites a la premiere tengo, señor guionista-. 😀

  • Hay los emporios… siempre más de lo mismo. Y yo me pregunto quien es el parásito? el? de verdad? no me lo creo. Creatividad derrotada? pero que está pasando muchacho?
    La gente a veces se le sube a la cabeza algo más que burbujas.
    Trescientos cincuenta y cinco mil abrazos 😀 😉

    • Juas juas, me gusta, se le sube a la cabeza algo más que burbujas. Creatividad derrotada, no sé. En fin, cuatrocientos noventa y tres abrazos. 😀

  • Y si empezáramos por: los autores bajo contrato son un producto, con su marketing, publicidad y demases, tal cual si vendieramos un jamón, un coche, una televisión o un queso fresco.

    🙂

    • Pues Ángel, depende, porque hay autores bajo contrato que se buscan la vida sin todo ese apoyo de la editorial, sobre todo si es pequeña: una pequeña presentación en un café o biblioteca pública, y si te he visto no me acuerdo. Pero sí que hay un cupo que son un producto, y como todo, es la minoría, o eso creo, pero de estar todo el día en el «candelabro» parece que son miriadas. 😀

  • ¡Uy si te escuchara mi trozo-parte-cacho-novietaaahh! ¡La catedral del mar! Adoradora de churro-libros a granel y decoradora de librería casera con artistas de la talla de King, Harris, Brown(ie), P-R y muchos personajes más -algunos otros merecen-. Bien, reconozco que no leo semejante mierda comercial y no puedo ser crítico. También reconozco que no soy buen lector (de novelas), me gusta más los /essays/ :-P, por el simple hecho de que suelen ser más prácticos y apuntan directamente a la vida que nos rodea y pueden llegar a ser auténticas novelas. (¿Y yo por qué tengo que justificar?, ¡acabose!)

    Mira, al menos me has dado una excusa (que ya sabía) frente a esos que me preguntan… ¿y tú no lees libros? ¡Pues no joder no leo porque el 99% me dan asco!

    Seguramente leo más al día en la internette y en revistas especializadas que ellos en un libro, y sobre todo leo y entiendo -o eso creo-, que leer un libro deprisa y corriendo para sumarlo a la lista de libros leídos porque yo lo valgo, no cuenta.

    Al final supongo que todo es cuestión de gustos. ¡Y el plus pal salón!

    • No le digas nada y así nos llevaremos bien. Me gustan los ensayos, pero prefiero las novelas o la poesía, no por nada, pero porque ya que me compro algo que me transporte, y a veces los ensayos ilustran pero los digieres y ya no vuelves, salvo excepciones y los grandes grandes. ¡Y el plus pal salón! 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa