Enero. T01, E01.

¡Hola! ¿Cómo han ido esos Reyes? ¿Tocó algo? ¿Te regalaron todo en Navidad? Y lo más importante: ¿has tenido tiempo de usar eso que te gustó tanto en estos días de enero?

Porque que te regalen algo interesante, divertido, que nos hace ilusión, y tener que esperar a usarlo, ¡menuda lata! Yo he podido usar ya parte de lo regalado, sobre todo lo que era deporte -baloncesto-, y la verdad es que te entra un no se qué ¡que qué se yo! por todo el cuerpo que te deja ¡brrr!… ¡estupendo!

Y sin embargo, ahora que han pasado las fiestas de Reyes, el fin de semana, y vuelve este lunes, es como si nunca hubiera habido fiesta, salvo por los kilos de más. ¡Qué pronto queda atrás lo vivido! No recuerdo si antes cogía kilos, y si los cogía, delgadito de mí, ni me enteraba, pero ahora el metabolismo me juega malas pasadas y me los guarda así como con rencor. El jodío.

Todavía no veo a la gente de mala leche por la calle, que es como el estado anímico basal del pueblo en días corrientes. Alguna me ha preguntado qué tal estas fiestas, y sorprendentemente me comentaba que eran tan jodidamente asquerosas como las de semana santa. Dice que prefiere las fiestas fuera de calendario, sin premeditar, porque todos los días de Navidad es un corre corre, una ansiedad por los regalos, un estrés por preparar la comida que transcurre breve, por no poder oir o ver lo que a una le apetece, decía medio cabreada. Regresó del pasado y me dijo: pero estoy bien.

Que sepas que este año te voy a dar mucha caña en la bitácora. Lo vamos a pasar pipa. Cómo va la cosa por tu barrio. Bajastes la basura; está viendo la televisión. Qué haces. Y sobre todo: por qué. Aquí son las once y dieciocho del lunes 10 de enero y todo sereno.Viendo Puntopelota, que le han dado el premio al Messi y el españolismo viene al ataque. 😀

P.d.: T01, E01 = Temporada 01, Episodio 01. 😀

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

16 Comentarios

Deja un Comentario
    • R.C., este año que ya comenzó va a ser genial para ti. Vas a seguir escribiendo en tu bitácora, que desde aquí recomiendo a todos los que leen este comentario, porque es una gozada. Y que sepas que conmigo también se portó, sobre todo los tres amigos que vieron qué bien me había portado el año pasado. Este lo empiezo bien no sea que vuelvan a quitarme algo jaja. ¡Un besote! 😀

  • Nos gusta que sigas dándonos caña.
    Te cuento que conmigo el trío clavera se portó… me han traído un viaje a Marrkech, así que me piro.
    Ila alliqaa.

  • Hola!! . A pesar de la moda de rechazar determinadas fiestas yo, sigo. Sólo es reunirse la familia los amigos y un plato caliente o frío en la mesa. Los Reyes Magos , antiguamente a mis padres les dejaban naranjas , ricas naranjas vitaminadas y tan felices. No hace falta mucho más, somos nosotros los que nos hacemos el haraquiri!!. No hay que hace r mucho caso de las publicidades que nos quieren cazar y nos convierten en máquinas fuera de control!!.
    Normalidad y felicidad y apechugar con los días malos y gozar de los buenos, porque no hay más,.
    Un besito con vitamina C o sea con naranja 😀 😀

    • Pues tienes razón en mucho de lo que dices, Almogrote, como casi siempre, digo casi porque si te dijera siempre no me ibas a creer y tampoco me lo creo yo jaja. 😀

    • ¡Oh! En poquito son los carnavales aquí en Canarias, a ver si puedo darme un salto un finde que me encanta disfrazarme, ¡de mujer!, como tiene que ser, o de cura, que también me pega mucho. 😀

  • Coincido con Almagrote, para muchos las Navidades son simplemente fechas para reunirse familiarmente; desde este punto de vista es estupendo. Lo malo de la moda del rechazo es que sin darte cuenta se convierte igualmente en moda. Qué fastidio. 🙂

    Sr. J-M: usted sabe vivir. Que sea una fiesta para divertirse y no para despilfarrar.

    Julio, me deja usted iracundo, yo no conseguí ningún regalo, no lo necesitaba, me negué a regalar y que me regalen. Me he sentido igual de bien sin regalos. Para los niños es otro cantar. No descarto cualquier chuminada que uno ve en un escaparate y le apetece darse el capricho, pero no debe ser sólo en Navidad por obligación y comprando cualquier cosa.

    Entonces, no me ha faltado tiempo para usar algo y, si hubiera tenido ese algo, con este transtorno compulsivo que tengo encima de almacenar material digital, de dar y tomar, tendría un serio problema.

    ¿Qué nos pasa que tenemos la necesidad de guardar cosas para tener en el cojoncito de los recuerdos?, ¡aunque ni lo hayamos mirado ni una vez!

    • Pues sí, gran parte de verdad. Este año te veo más tranquilito y menos irónico, ¿la edad? -lo de la edad es por tocar los jander klander, a ver si picas-. 😀

  • Yo siempre uso todo lo usable que me regalan 😛

    La cosa viene de hace años, cuando me regalaron unas pendas de vestir que dejé guardadas para despues, resulta que con el tiempo bajé de peso y mi cuñada fue la ganona, desde entonces me puse a pensar que de inmediado debía estrenar lo que me regalaban o compraba… sí, adorado, egoísmo puro.

    Un besote.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa