Libia y Obama: ¿terrorismo financiero?

¿Gadafi es un dictador? Sí. ¿Ha ocurrido al menos una manifestación popular en Libia? Imagino que más de una. ¿O los medios de comunicación, regidos por grandes corporaciones, ha dibujado el conflicto de forma sesgada? Julio Anguita deja algunas pistas sobre otra perspectiva en este conflicto armado en Libia.

Anguita no ha perdido su pulso como orador -ni su comunismo-, pero más allá de si la revuelta ha sido sedición o no, lo cierto es que Libia era un país que poco importaba a la Unión Europea, exceptuando a los países a los que suministraba petróleo, y aún menos a los Estados Unidos. Este vídeo de Julio Anguita me hizo meditar sobre que este es el primer conflicto armado de la era Obama, porque Irak y Afganistán fueron heredados de anteriores presidentes, y sobre la manida prostitución del periodismo que no es sino la voz de su amo.

¿Se han dado cuenta de la perversión que existe sobre este asunto de los medios de comunicación? Lo interesante es que hay dos extremos: el periodismo de bien, responsable, actual, moderno, eficaz, inmediato, que tiene enfrente… ¿a quién? A los activistas. Esta palabra, que posee una fuerte carga semántica peyorativa, ya de por sí degrada a quien se la adjudique. Un activista es un joven o adulto revolucionaro de ideas imberbes que, en el fondo, siempre dice las mismas tonterías.

No comparto esta demagogia porque lo que consigue esta degradación del activismo político es que no podamos hacer crítica a los actuales medios de comunicación y al sesgo de información que dan o pueden dar. El estándar de periodismo no existe: existe el buen periodismo y el mal periodismo. No quiero decir con esto que el periodismo mienta por sistema: digo que, más de lo deseable, se deja usar como herramienta por el poder económico y político (en este orden jerárquico) y que no se parta de un escepticismo de base ante todo lo que ofrece una realidad que es impuesta: la sociedad ya estaba antes de nacer nosotros.

Meditando sobre este asunto, y con un recuerdo fresco en el documental ganador del Oscar Inside Job (al que dedicaré un artículo en exclusiva: lo merece), en el cual se hacen sorprendentes revelaciones, encuentro este vídeo sobre una conferencia del grupo Attack. En él, el economista y activista Arcadi Oliveres incide en ideas que se han ido solidificando sobre la economía mundial y el mundo en que vivimos.

Me gustó tanto que busqué otro sobre él: y resulta que gran parte de lo que dice -siendo como es una persona del ámbito universitario, con premios por su activismo por la paz, de éxito profesional, etc.- coincide en muchos aspectos, sin ese aire apocalíptico, con las teorías conspirativas que tanta difusión tienen en estos tiempos.

El primer vídeo, sobre economía mundial y sus seis puntos para reconvertir el sistema (una banca ética y no especulativa, aplicar la tasa Tobin, etc.). Algunas afirmaciones sientan como si te dieran con una piedra en la cabeza. El segundo vídeo habla de los que él considera los «amos» del mundo desde una perspectiva realista -si se puede decir así-, explicando algo que ya vimos en Inside Job: en la cúspide de la pirámide, por encima del Estado, están los bancos y los lobbys farmacéuticos, armamentísticos, tecnológicos, etc. La economía se ha transformado en un poder absoluto y despótico. Pero les dejo con los vídeos y luego retomo el análisis con toda esta información.

La crisis económica: la perversión del sistema

El cénit de la economía.

Estoy convencido de que, así como la opinión de Anguita puede tener partes discrepables -o para cada quién, todo-, el segundo vídeo de Oliveres es más impactante que el primero porque perfila lo que ya se ha dicho en otras ocasiones y se ha focalizado también en Inside Job.

Cuestiones:

a) Obama es un producto como lo fueron antes otros líderes políticos. ¿Es posible contrastar la información de si Obama ha asistido al Club Bilderberg o, aún mejor, si tuvo el respaldo de los poderes económicos del mismo para presentarse como candidato? Esto quiere decir que la opinión pública es manipulable, que las bases del partido democrático no votaron a Hillary Clinton -desconozco si ella «pidió permiso» al Bilderberg- por esta misma razón, y de que la visión de una persona tamizada por los mass media puede entronizarla o encumbrarla. Obama, para qué engañarnos, ha tenido un perfil muy cercano al de Kennedy, dibujando en un momento de crisis (de valores también) un líder sólido y cercano al mismo tiempo. A menor escala, en los realitys de la televisión vemos ese mismo efecto: un personaje o concursante comienza con una personalidad concreta y luego se vuelca la tortilla de forma sorprendente, pasando de héroe a villano según la información y vídeos que se dan sobre este (y que ya existían antes pero que no se habían emitido en aras de la tensión dramática).

b) Obama parece reticente, en principio, a la guerra en Libia, pero hay dos factores más a tener en cuenta: aunque no hay petroleras estadounidenses allí, recordemos que su banca y la industria armamentística tienen grandes intereses en los conflictos bélicos: suministran armas -y dinero- para los mismos y los bancos, además, para la reconstrucción posterior del país (con sus intereses correspondientes). Ya lo hicieron en las Guerras Mundiales. Veremos si sus petroleras no sacan tajada cuando acabe el conflicto.

c) El asesor económico (ex presidente o alto cargo de Goldman Sachs) y militar (el Pentágono) son impuestos al presidente de los EE.UU.  ¿Alguien conoce si esta afirmación es correcta?

d) Obama mantiene el equipo asesor económico en varios puestos de máxima responsabilidad que facilitó la desregulación bancaria -hicieron la vista a un lado mientras ganaban cantidades obscenas de dinero y propiciaron leyes o eliminaron otras que perjudicaba a estas empresas que generaron la actual crisis mundial-. Provienen de los lobbys de Wall Street (la banca, principalmente). Aun más: estos asesores ya estaban desde la época de Bill Clinton. ¿Recuerdan las palabas de Obama cuando decía que iba a poner en su sitio a los especuladores de Wall Street? Los ha mantenido a todos en sus cargos o los ha incorporado de este mismo entorno especulativo.

Conclusión: va a ser interesante ver, si la vida me lo permite, la evolución de las masas y la cantidad de presión e insatisfacción que son capaces de aguantar para no poner en jaque al sistema y promover un cambio. Cómo ha afrontado este país y Europa la crisis económica mundial es una vergüenza: hemos pagado un inmenso beneficio a los bancos para «rescatarlos» y no hemos percibido a cambio ninguna acción (¿usted tiene alguna?). Las comisiones de estas entidades especulativas siguen siendo abusivas, nada acordes a los tiempos de crisis e inestabilidad laboral que padecemos -y el esfuerzo del dinero público- y siguen -en plena crisis- ganando muchísimo dinero. Cuando digo muchísimo, multiplíquenlo por otro muchísimo.

Considero la expresión «terrorismo financiero» como una descripción realista frente a la cándida de «ingeniería financiera»: son el mismo perro con distinto collar.

Fuente interesante: The Washington Times.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

13 Comentarios

Deja un Comentario
  • Yo tampoco puedo ver el enlace al comentario de Julio Aguita. Pero me imagino que las palabras que habrá dedicado son más o menos: Quien es aqui verdaderamente el terrorista, dictador, mercenario, conspirador? 🙂

    • Solucionado: dejo el enlace para que hagan clic y lo puedan ver (prepárense para algo totalmente diferente que no nos han contado). Hay un problema con WordPress (que es la plataforma en la que publico) y los vídeos con la última versión, y parece que por primera vez me ha afectado a mí. Cosas de la informática. 😀

  • Si los EEUU y los otros países que forman el grupo de los «aliados» no hubiesen intervenido cuál sería tu postura…
    Se censura su intervención, y censurable es, cuando lo hacen por su cuenta y riesgo, por su propio interés y también se censura cuando lo hacen a petición de los rebeldes, de la opinión pública y de la ONU… Habrá que aclararse.

    Siempre he dicho que igual matan las bombas con todos los papeles en regla, al auspicio de ONU, como las sin papeles (Irak) y que la postura americana, sea cual sea, se criticará.

    Respetando la postura de Arcadi Oliveres, además recomiendo sus conferencias y libros, también me deja un regusto de «balones fuera». Siempre los culpables son otros, siempre la culpa es de Occidente, la globalización… Hay que comenzar por una crítica «personal».

    Un saludo

  • Sr. Julio:

    Gracias por tu análisis y tu punto de vista sobre esta puta crisis humana… ¡Dios mío, no siento las piernas!

    Contesto a tus cuestiones:

    a) Nunca pensé en Obama como un producto pero ahora que lo dices, pues puede ser.
    b) Este asunto está muy manido y para mí es una realidad que vivimos hace tiempo.
    c) ¡Ni idea!
    d) Más sobre b).

    No he visionado aún Inside Job y no sé si lo llegaré a hacer; después de chuparme los documentales Capitalismo: una historia de amor (el cual recomiend0), Zeitgeist (1a parte), ¿Cuánta gente cabe en el planeta? y Sicko, entre otros muchos, estoy cansado de las teorías conspiratorias y del seudoactivismo, porque al fin y al cabo tampoco puedo estar seguro si el activismo es otro producto más.Zeitgeist fue el detonante por sus fallas de contrastación y su enfoque de lagrimón.

    Julio, firmo casi todo lo expuesto. En mi opinión, el sistema económico (¿hay más sistemas?) no es el más efectivo ni justo, todo lo contrario, pero no se puede querer tirar todo un sistema ya establecido de la noche a la mañana, un sistema tan grueso que es difícil cogerle la mano y más para un simple ciudadano que no está seguro de nada -en todos los sentidos-, por mucho peso que pongamos a la masa.

    No digo que no se pueda hacer nada, no digo que no haya que hacer nada, los activistas están ahí para recordarnos que hay cosas que se siguen haciendo mal, que no mejoran, incluso gracias a su labor las cosas van cambiando poco a poco pero veo prácticamente imposible que algún día gobierne un sistema eficiente y sobre todo, justo para todos.

    Sr. Javier:

    «[…] también me deja un regusto de “balones fuera”. Siempre los culpables son otros, siempre la culpa es de Occidente, la globalización… Hay que comenzar por una crítica “personal”.»

    De acuerdo al 100%. Si empezáramos por lo más cercano… si es que somos humanos.

    Que se pare el mundo, que yo me bajo.

    • Bueno, esto va por rachas, si te has empachado de documentales es lógico. A mí me ha dado ahora por el tema pero va por épocas, prefiero una buena película. Por cierto, no comparto la idea tuya y la de Javier, en cuanto a lo de empezar por uno mismo. Creo que es un cambio de modelo de pensamiento que vale, empieza por uno mismo, pero como dice Anguita ¿qué pasa con Palestina y Marruecos con el Sáhara? Eso si que es de traca. Me parece bien que ayuden a la población, pero no veo por qué tiene que ayudar a los rebeldes a derrocar a Gadafi y no hacen lo mismo en Siria: no digo que no sea buena idea derrocar regimenes, pero en África hay 20 o 30 guerras donde hay matanzas y exterminaciones de tribus y nadie hace nada -porque es un campo estéril y no hay materia prima que interese a Occidente, así que no creo que ser buenos los unos con los otros en el barrio o a nivel de continente vaya a cambiar el modelo de pensamiento-. De todas formas, las resoluciones de la ONU están para saltárselas y si EE.UU. dice blanco, es blanco. Atento -si a usted le place- al siguiente vídeo del artículo de mañana. Espectacular -aplaudiría con las orejas pero no sé-. 😀

      • Hombre yo hablaba un poco más allá: empieza por uno mismo y al final de la cadena estará Palestina, Marruecos…

        Pero sí, es una idea muy vaga, utópica e inservible (no me queda otra: …ble-ble-ble. >.<). Hay que hacer algo, ¿por dónde empezamos?

        ¡Uy la ONU tan comecializada como [ponga aquí el nombre de su supermercado de confianza]!

  • Yo me quedo boba!! Éste señor ha cogido un obillo y le ha sacado la punta y ha seguido sencillamente a deshilar …. y me he quedado de piedra lo largo y explicito del contenido del obillito!
    Bravo Julio !! gracias por el artículo 😀

    • Gracias, mademoseille. Se ha montado una bonita película, ha desfasado un poquito pero bueno, en general viene bien saber más cosas sobre la realidad que nos dibujan. Hay que estar delante de la tele en guardia, eso me gustó aunque la frase no es suya original. 😀

  • Qué pedazo de artículo que has parido!

    Muy interesantes los vídeos de Arcadi Oliveres. Y sí, como hemos comentado otras veces por aquí es la exacerbación de lo mismo de siempre: la creciente subordinación y dependencia de lo político a lo económico, invadiendo su ámbito, y finiquitando eso que llamamos soberanía nacional, arrodillándose frente a intereses económicos supranacionales. Podemos llamarlo terrorismo financiero o crímenes económicos contra la humanidad, como se explica en este reciente artículo de El País: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Crimenes/economicos/humanidad/elpepiopi/20110329elpepiopi_4/Tes

    Y comparto absolutamente eso que dices: «va a ser interesante ver, si la vida me lo permite, la evolución de las masas y la cantidad de presión e insatisfacción que son capaces de aguantar para no poner en jaque al sistema y promover un cambio. Cómo ha afrontado este país y Europa la crisis económica mundial es una vergüenza».

    Salut.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa