Y si Grecia dice no (texto no apto para susceptibles)

Herido de muerte, el soldado griego se debate entre seguir disparando en la trinchera con el resto de combatientes o dejar al resto de la UE a solas con el euro y desertar. Claro que una vez que fue admitido en el ejército se comprobó que había falsificado su informe médico y que era bizco, cojeaba, padecía anemia y que sus botas eran prestadas.

El Rey de España hizo algo que Felipe González recordó en El futuro no es lo que era, una lectura recomendable: delegar poder. Pocos casos en la historia se han dado de monarcas que hayan delegado poder. En vez de montarse el chiringuito que Franco le había dejado preparado, decidió hacer lo contrario a Alfonso XIII, es decir, dar al pueblo una Constitución y acatarla. Para mí este dato supuso un antes y un después en mi concepto de Juan Carlos I -aparcando para otro momento la necesidad de la monarquía, que es un debate más complejo que el argumentario de un republicano-.

Este dato -lo difícil que es delegar poder- no solo me ha venido a la mente con la situación del gobierno griego. Tuvo un precedente: Tony Blair. El ex primer ministro británico había estado prometiendo que abandonaría el cargo a lo largo de muchos meses. Tantos, que Gordon Brown no veía la hora de sucederlo en el puesto. Blair se desdecía una y otra vez, y prácticamente lo tuvieron que forzar a dimitir desde su propio partido y el pobre Gordon tuvo que «ponerse serio» para reclamar «lo que era suyo».

Con Papandreu sucede exactamente lo mismo, a tenor de las noticias desde diversos medios españoles: al sujeto le van a dar 130.000 millones de euros para tapar los agujeros que decían no tener y una condonación del 50 por ciento de la deuda. Pero al señor no le basta. Tras el primer rescate, él prefiere buscar la aprobación del pueblo griego para legitimarse en el cargo… de cafre.

El barco se hunde y parchean la vía de agua. Pero el bribón de Papandreu dice: no hay suficiente con esta madera para la reparación pero no sé si la tripulación prefiere arriar los botes e ir a la deriva a ver qué pasa o aceptar que nos envíen más madera… a cambio de trabajar más por menos paga.

Pero también amenaza motín en el barco griego y además parece que ya han empezado a arrojarse por la borda algunos marineros.

¿Será Papandreu más listo que todos los demás analistas de la UE y tendrá la llave del futuro de Grecia y del universo? ¿Qué querrá decir cuando dice que en el referéndum también tienen que decidir si el futuro es si o no a Europa, si o no al euro? ¿Quiere salirse y devaluar la moneda porque tal vez vea un mejor futuro para su país? Si esto fuera así, no necesita un referéndum. Que lo explique a sus ciudadanos primero: «nos conviene salirnos del euro». Y luego a ver qué quieren estos. Pero no puede hacer como Poncio Pilatos.

El problema del personaje es que le da lo mismo arrastrar a todos los demás con él -esto es, Italia y España, y de ahí el miedo de la UE-. Como español, mi visión de Papandreu es interesada.

¿Habría que mandar un comando especial del MI5 y el CNI para colgarle en la espalda un cartel que ponga «Soy gilipollas» cada vez que se dé la vuelta?

Del otro lado, del peor lado, sin sueldo, sin posibilidad de futuro, los griegos, a los que les han dicho que van a estar décadas como la Europa del Este de la Guerra Fría o aún peor, que tienen que estar hartos de padecer unos políticos de mierda como esos que los han llevado al desastre por la avaricia de siempre: ¿dónde está el dinero?

Nadie se cree que la oposición de un gobierno -como el griego en este caso- desconozca las cifras reales de un país. Aquí Rajoy se hubiera enterado de algo así y le faltaban segundos para mandar a Pons a contarlo en rueda de prensa con los papeles en la mano. Esto tuvo que ser un arreglo de los grandes partidos griegos, que se fueron pasando la pelota de unos a otros con el apoyo de los grandes de las finanzas griegas.

Y si todos, gobierno y oposición de aquella época, aceptaron la entrada en el euro sin poner el grito en el cielo y además no buscaron la forma de reconducir el barco más tarde -ofreciendo cifras reales para taponar antes la vía de agua en petit comité-, que los lleven a la plaza pública encadenados sobre postes de madera para que el pueblo les pueda arrojar verduras podridas y escupirlos hasta quedar sin saliva. Se organizarían viajes de toda Europa y podrías ir a ver el Partenón por la mañana, que se conserva en un perfecto estado de ruina, y por la tarde ir a escupir y arrojar verdura podrida a estos políticos. Es un ejercicio ético que considero edificante. ¡Esos padres explicando a sus hijos: «¿Sabes por qué ese señor está ahí? ¡Porque eso no se hace , caca!».

¿Y ahora Papandreu tiene la desfachatez -el careto, los huevos- de meter a sus ciudadanos en la tesitura de un referéndum para salvar su nula credibilidad -los referéndums siempre los proponen los políticos, jamás los pueblos, para nosotros nos quedan las manifestaciones-? Si Robespierre resucita en Atenas y se entera de todo esto le aplica el garrote vil.

¿Cuál es la opción de Europa? No lo pueden presionar, dicen los analistas; pueden rezar para que salga un sí como una catedral porque la UE necesita como agua de mayo que Grecia coja el dinero para que no se le siga destartalando el puzzle. Y además que lo aplique con las medidas extremas que lleva -más- para su población.

Hay políticos con grandeza, cumplidores y miserables. El Papandreu huele como estos últimos. Aristóteles, Platón y Sócrates, Sófocles, Eurípides, Homero, Pitágoras… Lo de Grecia revienta la frase: un pueblo tiene el gobierno que se merece.

No, la experiencia me dice que: un pueblo tiene el gobierno que padece. Y si no que se lo pregunten a Quilapayún.

Mira la batea, cómo se menea
como se menea el agua en la batea.

De los cuatro pinganillas, qué barbaridad,
el Merino es curagüilla, qué fatalidad.
Pinganillas, curagüillas,
y el Mendoza para el combo y la patá.

El más gil se llama Augusto, qué barbaridad,
cucarrea que da susto, qué fatalidad.
El Augusto, tiene susto,
porque pronto su castigo llegará,

El cerebro de Gustavo, qué barbaridad,
cuánta cabeza de pescado, qué fatalidad.
El Gustavo, los pescados,
este circo de gorilas nunca más

batea.

(Del ár. hisp. *baṭíḥa, y este del ár. clás. baṭīḥah, lugar llano).

4. f. Recipiente de forma normalmente cúbica que se usa para el lavado de minerales.

El plan B, porque América sabe mucho de esto, y puede dar lecciones y lecciones, es lo mismo pero cantado de otra manera, una historia agarrada de forma más intensa y con un dolor más profundo. El genio de Blades, claro.

Eh le le le le le le le
Le le le le le le le le
Regresa un hombre en silencio
De su trabajo cansado
Su paso no lleva prisa
Su sombra nunca lo alcanza
Lo espera el barrio de siempre
Con el farol en la esquina
Con la basura alla en frente
Y el ruido de la cantina
Pablo Pueblo
llega hasta el zaguan oscuro
Y vuelve a ver las paredes
Con las viejas papeletas
Que prometian futuros
en lides politiqueras
Y en su cara se dibuja
la decepción de la espera
Pablo Pueblo
hijo del grito y la calle
De la miseria y del hambre
Del callejón y la pena
Pablo Pueblo
Su alimento es la esperanza
Su paso no lleva prisa
Su sombra nunca lo alcanza
[…]

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

8 Comentarios

Deja un Comentario
  • Estoy de acuerdo en que Papandreu es un listo y que este referendum es un chantage, pero no puedo evitar sonreir por la noticia. Los alemanes someten todas las decisiones que afectarán al futuro de toda Europa a aprobación en su Parlamento, ¿por qué no van a poder los griegos decidir sobre su futuro? Que sí, que está claro que su futuro afectará y mucho al resto de Europa, pero de igual modo en que lo que decide el Bundestag salpica al resto de estados miembros. Y un Referendum, por muy tarde que llegue y aunque sea para elegir entre lo malo y lo peor, nunca puede ser una mala noticia.
    Además en esta película echo de menos a otro personaje. No creo que haya un solo villano, Grecia lo ha hecho fatal, sí, pero Europa (en general, por no señalar otra vez a nadie) es corresponsable de la cagada.

    • No les quito el derecho a decidir. Pero entonces haberlo hecho desde el primer rescate porque ese dinero lo pone Europa para todos, es decir, Alemania y Francia y alguno más. Si aceptas las reglas del juego y luego te plantas pueden pasar dos cosas: que Papandreu conozca la fórmula de la cuadratura del círculo o que Grecia se convierta en el país más pobre de Europa después de Albania -digo yo que Albania no será de los primeros-. Y entonces se plantarán barrios griegos en las ciudades, los griegos huyendo del país como los argentinos buscándose la vida, cacerolada va, cacerolada viene. Ahora, si aceptas el pago aceptas las condiciones porque es que el dinero no es suyo, es prestado. Si yo no le quito el derecho a la autodeterminación, Europa es responsable de la cagada, EE.UU es responsable de la cagada, el neoliberalismo es responsable de la cagada, la FED es responsable de la cagada, los cagadores son unos cuantos, pero cuando te pones de socio o cumples o te quedas fuera del negocio. Y Grecia entró de socio diciendo que tenía dos mil euros y resulta que tenía menos cuatro mil. ¿Y ahora el pueblo qué, a mamarla? Pues sí, a mamarla, pero con el mega ajuste quedan dos opciones: décadas trabajando por poco, todo privatizado, vender trocitos del Partenón a 1 euro o devaluar la moneda y competir con las manufacturas del resto de la UE a bajo precio. ¿Y la UE, después de esta movida, va a dejar a Grecia vender sus productos en ella sin cobrarle unos aranceles del copón? No se lo cree nadie en Grecia, y más habiendo prestado la de pasta que soltó. Ahora entiendo más a la Merkel, todo el mundo dando por culo -yo incluido- porque en vez de sangre tiene horchata, la pobre, pero si ya se olía que el Papandreu podría salirle por ahí no me extraña sus reticencias. A fin de cuentas, no sabemos lo que sucede tras las cortinas de palacio y al pueblo se le oculta todo lo que no interesa y más. Solo especulamos como adivinos amateurs. Que decida Grecia y espero que decidan que sí porque si se salen del euro quizás nos hacen un favor, pero por otro lado putean la economía de la UE, es decir, a ti y a mí. Lo que me extraña es que Alemania, y el norte de Europa que pertenecen a la UE no hayan decidido crear una UE entre ellos solos porque esto de dar dinero al sur para que tengan una economía decente y poder vender sus productos no les compensa. ¿Tú darías dinero a mansalva a gente que gestiona su economía con el culo? Un besote. 😀

      • Pero si no te decía que no tuvieras toda la razón del mundo, por eso he dicho que el Referéndum llega muy tarde, si Papandreu hubiera tenido ovarios -que está claro que no los tiene- lo hubiera planteado un año atrás. Pero se me sigue escapando la risita (tipo lindo pulgoso) aunque me terminen jodiendo a mí también. Ya veremos si cuando me vuelvan a bajar el sueldo sigo riéndome! 😀
        Salut!

        • En algunos temas me meto a fondo y me sale el carácter, y eso que no he llegado a los 40 tacos todavía. ¿Irá a peor? Juas juas. El risitas es la bomba. Un besote grande y buena semana, buen finde y buena Navidad -sabes que en El Corte Inglés ya hay turrones, ¡qué «fuete»!-. 😀

  • La posición de nadar y guardar la ropa es muy propia de la clase política y, además, «delegar» en otros las decisiones a tomar… lo que supone responsabilidad cero.
    Por lo visto, las presiones, internas y externas, han hecho recular a Papandreu.

    Salu2.

    • ¡Hola Javier! Sí, la noticia saltó esta tarde; entre su ministro de economía, el partido y la presión de la UE… lo tenía complicado. Creo que dentro de lo malo, es mejor solución que agarrarse a irse de la UE, porque los estatuos o la Constitución Europea parece que dice que si te sales del euro, automáticamente te quedas fuera de la unión. El pueblo, por lo que sea, dice que sí, y se lía gorda. Un abrazo y gracias por dejarte caer por aquí de vez en cuando, un placer. 😀

  • Sí al, referendum, sí que a que el pueblo griego decida. Una pena que lo haya frenado. La población griega no va a aceptar tan tranquilamente…y yo estoy con ellos.
    A Merkel y Sarkozy yo les diría: tururú. El dinero que nos falta, con el que nos tienen asfixiados está yendo a parar a los bancos alemanes y franceses que se volvieron locos y lucraron con las subprime. Y, posteriormente, comprando e invirtiendo en deuda griega a saco.. .mientras esos bancos no dejan de ganar dinero el resto jodidos, y los griegos, casi muertos.
    Y si Grecia engañó, o no, con sus cuentas para entrar en la UE, ese engaño fue permitido por Francia y Alemania, porque querían seguir lucrándose e inflando sus economías a costa de otras más débiles.
    Lo que nos hace falta, es que esto se vaya al carajo de una vez porque es a todas luces insostenible, no sé puede seguir soportando el chantaje continúo al que nos someten los mercados.
    Y, Merkel, me parece una hija de pu*** y Sarkozy otro tanto de lo mismo. Y paro ya. ❗
    Besos! :-*

    • Paras ya que te cargas a dos o tres no jaja. Bueno, para no entrar en un debate enorme de largo, Francia y Alemania y los demás no creo que pensaran que mentían. Te viene el ministro de un país y te dice: ah, estamos bien, todo controlado, te presenta las cifras, y dices ah vale, miras cómo va su economía, dices ah pues sí, están mal, pero bueno, tiran para adelante. A Francia y Alemania no les interesa que un país salga y devalúe la moneda porque entonces competirá en manufacturas o lo que sea contra ellos al poder vender más barato. Si no compran deuda griega el país se va a tomar por…, al igual que han comprado de otros países. Lo de los mercados estamos de acuerdo y muchas cosas más, corazón de melón. Hoy y mañana el Tenorio, aunque leí que era otra obra, a ver qué hacen. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa