Técnicas de Seducción – II: Cómo acercarse

Como decíamos en el primer capítulo, vamos a analizar las técnicas para perder el miedo a acercarse a las mujeres.

En primer lugar, los maestros de las seducción se ponen casi todos de acuerdo en que el miedo a hablar con una mujer se basa en ideas erróneas. Antes de ver una estrategia muy común para deshacernos de este miedo, hay que contar con tres factores importantes:

  1. Una cosa es leerlo en un blog y otra muy diferente hacerlo. Tengamos en cuenta que hay que tener arrojo y que, para el que es introvertido, es un hándicap. Pero hay formas de superarlo.
  2. Mientras más pensamos en hacer algo que nos cuesta, más excusas encontraremos para no hacerlo. Somos unas verdaderas máquinas de contarnos historias desagradables. Si mi temor -quitemos la palabra miedo porque es exagerada- es el rechazo, seguiremos inventado excusas; que luego será mejor, que hay otras chicas, que hoy no me siento bien, y así hasta el infinito y más allá.
  3. De igual forma, mientras más practicas el acercamiento, menos te cuesta y más suelto te hallas. Es normal que los que hablen de que han perdido el miedo es porque han asimilado tanto su seguridad, aumentado su autoestima y, simplemente, han estado presente en estas situaciones que provocan cientos de veces. Todo llega, aseguran.

Como de lo que se trata es de impedir ese temor al acercamiento, y teniendo en cuenta que cada maestro tiene su forma de actuar (se habla de dos actitudes en la seducción: un estilo directo, más agresivo, y un estilo indirecto, igual de efectivo pero que requiere menos trabajo para desactivar el temor), es conocida como La regla de los tres segundos. También aparece la regla de los cinco, de los dos…

La regla de los tres segundos consiste en que no puedes tardar, en cuanto ves a una mujer y te parece atractiva, más de ese tiempo en acercarte e iniciar un acercamiento con ella. Posee dos grandes ventajas:

  1. Evitas pensamientos negativos y razones absurdas para no hacerlo.
  2. Ella no ve que has forzado el acercamiento. Simplemente, te vio y le dijistes: ¡Hola! No ha tenido tiempo de pensar que es una estrategia; olvida mirar a una mujer durante horas para luego decirle algo. Has perdido el sentido de la magia y la casualidad que ella podría ver en ti. Las mujeres adoran la espontaneidad. Pasarse horas mirándola para decirle algo, o nada, no es productivo.

Si estás en un pub, discoteca, sala de fiesta, el supermercado, el aparcamiento, la vecina que nunca dijistes hola, ahora es el momento de practicar. ¡Te asombraría la cantidad de mujeres que te responderán de forma positiva!


Esta regla, por lo general, la aplicarás más cuando sales a disfrutar en tu tiempo de ocio. Hay una serie de consideraciones que aconsejan tener en cuenta diversos maestros de la seducción. Y dicen que son de obligado cumplimiento.

  • Nunca invites a copas, aunque esto no significa que nunca lo vayas a hacer jamás. Esto quiere decir que no lo tomes por costumbre y, si llevas tiempo haciéndolo, aguarda ahora otro de descanso.
  • Juega a llevarte desplantes de las mujeres. Ríete y tómatelo con humor: ¡es un juego! Si vas acompañado de un amigo mucho mejor. De hecho, se recomiendan practicar el juego de la seducción acompañado: te abre frentes y te da versatilidad, además de contar con un aliado para mejorar tu juego seductor, y tú el de él.
  • No estás obligado a flirtear con nadie. ¡Pero hacerlo es divertido! Hazlo solo si te apetece.
  • Busca zonas donde hablar, sonríe como signo de amabilidad.
  • Olvídate de la competencia: ellos ya no lo son.
  • No llames la atención escandalosamente, pero hacer que, en un grupo, la gente se lo pase bien, te hará diferente. Ser el que se lo pasa bien con los otros, o hacer que ellos se lo pasen bien contigo. Si consigues ganarte al grupo, los amigos de ella, o con quien sea que esté tu Blancanieves, ella te seguirá también.

Éstas reglas tienen en cuenta el concepto de sets o grupos. Los maestros hablan de que, por lo general, las chicas no salen solas; con amigas, o grupos de amigos. Un factor importante es introducirse en ese grupo sin que se note nuestras intenciones, no llamar demasiado la atención (los grupos se autoprotegen y generan rechazo al que intenta introducirse en ellos de forma apresurada) y procurar prestar atención al resto de chicas salvo a la que nos gusta precisamente. Una estrategia muy común, por otra parte: seguro que la has oído más de una vez.

Y ahora que solo hemos consumido dos segundos de nuestra famosa regla, nos acercamos y… ¡qué decimos! ¡Dios mío, este tío del blog me cuenta milongas!

Para casos extremos, existe lo que se llama material reusable o enlatado (como el oxígeno japonés): frases que nos sirven tanto para acercarnos, como historias estructuradas para mantener su atención, etc. También conocidas como rutinas (porque las repites de forma rutinaria, es decir, se usan y reusan).

De paso, cuelo otro factor importante: la actitud corporal. Los maestros prestan atención a los gestos, la actitud de ella, cómo mostramos la nuestra, cómo tocarla y con qué firmeza, cuándo retroceder, cómo identificar que no estamos avanzando con ella por sus gestos, aunque su voz y sus palabras nos animen a seguir (y nos estamos hundiendo cada vez más).

Dado el apunte, volvamos al material. En internet, en foros, blogs, etc., hay cientos de rutinas que nos pueden servir para cada situación. Si tienes la mente en blanco y no sabes qué, ve probando hasta encontrar la que te encuentres más cómodo y, sobre todo, creas que encaja con tu forma de ser y actuar. No hay nada más estrambótico que una persona que dice algo que su cuerpo delata que no siente o no cree. Es importante, entonces, que, si vas a usar el material reusable, seas consecuente.

El material reusable, sin embargo, es un bastón que puedes usar un tiempo, pero no excusarte en él. Es como la píldora para el insomnio: crea adicción si la tomas demasiado tiempo. Las rutinas igual: usa las que consideres y te funcionen bien, pero nadie te puede decir qué responder durante cinco minutos a una mujer. Esto también te lo da la práctica.

Sobre actitud al hablar, temas, cómo iniciar el acercamiento físico, hay también cientos de foros, blogs y libros donde leer.

Una de las normas más importantes a la hora de abordar a una chica es que seas congruente. Es decir, no preguntes por preguntar. Ten una buena razón para hacerlo: las mujeres no son nada tontas y, es más, te la devolverán y te harán quedar como un idiota (que es lo que te mereces porque tú puedes dar mucho más).

En resumen:

  1. No tardes más de tres segundos en abordarla. Si encuentras otro método para motivarte, úsalo. Háblalo con amigos: estarán interesados en saber cómo ligar más y mejor, y se pueden ayudar a vencer los miedos. La regla funciona.
  2. Recuerda tener una buena actitud corporal: ve erguido, sonríe, destaca pero no hagas el payaso, y amóldate a tu forma de ser natural, no fuerces porque todos tenemos el día malo o normal o simplemente disfrutamos de otra forma; ni todo el tiempo destaques; busca lugares donde hablar, varía de lugar y llévate bien con el personal de local. Que te conozcan es un signo de relación social, de persona extrovertida y con habilidades sociales. Puntos para tí.
  3. Si te quedas en blanco, usa las rutinas. Pero no abuses: genera las tuyas y, en la medida de lo posible, ve huyendo de ellas para mostrarte a tí mismo. Vale la pena que te conozcan.

Y como recuerdo: no olvides que es un juego y que se puede perder. De cada cien mujeres que intentes conocer así, más del ochenta por ciento te seguirán el juego. Hasta los maestros aseguran que, por diversos motivos, ni siquiera ellos se pueden ligar a todas las mujeres que desearían, por múltiples cuestiones que tú mismo puedes imaginar. Por ejemplo, simplemente, no son afines, no les gusta su físico, están enamoradas de otro, tienen otras cosas que hacer… Pero ellos si que andan sobre el cien por cien… o casi.

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

3 Comentarios

Deja un Comentario
  • ¿Que hay cientos de páginas y foros sobre «rutinas»? Si? Es decir, ¿que lo que nos decís los sábados en los bares lo habéis copiado de Internet? XDDDDDD No me lo puedo creer! Anda, pon un ejemplo de rutina, a ver si alguien las ha utilizado conmigo y no me he dado cuenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa