Sociedad y futuro: niños sin acceso a la tecnología

technologyFuente de la imagen: masternewmedia.org

La educación, no sólo en este país, suscita polémica. Las continuas reformas educativas, tratadas tanto por PP y PSOE como si fueran la tabla de salvación, una especie de leyes de Moisés inmutables, carecieron siempre de apoyo de agentes sociales, padres o profesorado, y nunca del apoyo presupuestario.

El fracaso escolar crece. La tecnología se postula como un arma definitiva: el mundo se reviste de cables y botones, y es necesario que, en este ciberecosistema -¿soy el primero en usar el «palabro«? quiero derechos de autor  😀 -, las nuevas generaciones la usen con naturalidad.

Otro tema es cuán de natural tiene la tecnología. ¿Es un ser vivo? ¿Se huele? ¿Sabe a algo? Dejaré este punto para otro artículo.

Vuelvo al punto anterior. Sobre el tema de la tecnología y la educación, académicos y ejecutivos están divididos. Hasta aquí, nada nuevo.

Pero existe la creciente brecha entre los niños que tienen acceso a la tecnología y los que no; los niños que participan en la creación de contenido con la tecnología en el hogar y la escuela, y aquellos que no pueden, y los chicos que saben mucho acerca de la tecnología, y los padres que han pasado a llamarse «analfabetos tecnológicos».

La cuestión es: ¿qué hacemos con los niños que, por presupuesto de esa escuela, por mala gestión, por despreocupación de los padres o fallos del sistema educativo, no puede acceder a la tecnología para formarse?

¿Son los mismos que repiten curso y tienen un índice de fracaso escolar elevado? ¿Cuando se enfrenten a sus ex compañeros y le pregunten aspectos básicos sobre: cómo manejar Internet o crear un documento en un procesador de textos y digan que no saben…?

El sistema educativo es un desastre porque no contiene los valores del esfuerzo y la superación, porque veníamos de años de bonanza económica y la educación era un tema restringido a las elecciones, cuando la economía funcionaba y los gobiernos de turno se apoyaban en ella. ¿Y ahora?

¿Qué sucede con la educación básica? ¿Se va a obligar a la escolarización hasta los 18 años? ¿Qué hacemos con aquellos que no pueden acceder a las tecnologías?

¿Y con las universidades? ¿Quién va a medir objetivamente el impacto de Bolonia en los futuros licenciados? ¿Bolonia es el maná?

Alguien tendrá que hacer algo. Y si se está estudiando el tema, encuentro que la comunicación en materia educativa entre el estado y los ciudadanos no es que sea susceptible de mejora: es que cada año nos atascamos en los mismos problemas y dificultades. La justicia, la sanidad, el paro, etc. son aspectos que la sociedad exige mejorar de forma inmediata.

Pero la formación de los ciudadanos del futuro, los valores de estos y su visión no sólo afectará a la sociedad que tendremos, sino a la que ellos querrán más adelante. Dependiendo de cómo sea su formación, así evolucionará el mundo.

¿Alguien ha meditado sobre estas cuestiones? Voto por una vuelta al Renacimiento -que no al Humanismo en toda su extensión-, es decir:  a la cultura clásica o, mejor dicho, a la formación a través de la idea de que adquirir conocimientos en varias materias  no sólo es posible sino deseable. Esta imposibilidad que se nos presenta al meditar sobre la viabilidad de esta idea proviene de la articulación de la sociedad en un embudo en donde el extremo más estrecho pertenece a la masa social y el más ancho al sistema económico, creador de los nuevos valores y aspiradora de esa masa social, una vez recorre el embudo de posibilidades.

No se da nadie cuenta, o no quiere darse, de que la sociedad que tenemos es la causa directa de los ciudadanos que vivimos en ella.

¿Qué hacemos con los niños que no accedan a la tecnología?

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

3 Comentarios

Deja un Comentario
  • Colonizar otros mundos, conlleva mayor estudio, y diferentes sistema de edcuación, que conllevan una gran cantindad de información para maejar, varias asignaturas, sí, pero dífcil va a ser estudiar escribiendo en piedra, cultura clásica, o en papiro.

    Abrazo

  • Coincido contigo. La educación es uno de esos muchos temas que debería estar fuera del cortoplacismo partidista. Llevamos décadas con reformas parciales que no hacen sino perpetuar un modelo obsoleto.

    También comparto tu visión renacentista de la educación básica pues para la especialización ya está la universidad y la formación profesional. Pero eso no interesa, vaya que a algun@ se distraiga y aprenda a pensar por sí mismo.

    P.S: La primera impresión que me ha dejado tu blog es excelente.
    .-= Último artículo del blog de JChef (internet deconstruída)… A palo seco (IV): Faceboom =-.

    • @JChef: A mí no me parece descabellada esa formación renacentista: ¡claro que no interesa! Te agradezco las críticas positivas al blog; las negativas también caben 👿 😀

      @Jose Jaime: A mí también me sorprende el que sea el tercer hijo. Es un lumbreras. 😀

      @Javier: Conozco la teoría de Gaia, pero me parece más ciencia-ficción, aunque hay partes que comparto. A fin de cuentas, la tierra lleva milenios autoregulándose: esto es, el ecosistema. Lo que pasa que lo hemos alterado de forma impredecible. No hay equilibro ecológico. 😀

      @Ángel: ¡Y tanto! Montamos una residencia, pero de las buenas, y a ganar money. Yomisma de médico y tal jaja. 😀

      @Yomisma: Comparto gran parte de tu escrito y resumiré las conclusiones que he sacado: la libertad no está reñida con la responsabilidad. Lo de regalar condones estaría bien jaja. ¡Un abrazo! 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa