Balada del viejo bloguero

Hoy cumplo 35 años como bitacorero -qué lástima no haber conseguido que el término se impusiera al de bloguero-. Qué de recuerdos de cuando comencé con aquella bitácora tan simple, y cómo me exaltaba con dos o tres visitantes que tocaban a menudo en mi puerta para dejarme un comentario. ¡Era feliz con tan poco!

Los tiempos, aunque suene extraño decirlo, han cambiado mucho, pero casi todo sigue igual. Por ejemplo, antes, hablaba de Google -los más jóvenes no lo recordarán, pero hacía furor en su época- y de libros y tenía trescientas o cuatrocientas visitas diarias. Ahora hablo de qué remedios caseros me mejoran la incontinencia urinaria y la mierda de pensión que me pagan y me llegan a veinte -y los días extraordinarios a setenta-. ¿Hemos envejecido bien los bitacoreros? ¿Tenemos hueco en este mundo de miles de millones de jóvenes que no paran de escribir como endemoniados, como si el mundo fuera a acabárseles mañana, inundando el ciberespacio de contenido y contenido y contenido hasta que se te hincha tanto la cabeza que te tomas un gramo de paracetamol y te sigue zumbando el melón?

Les confieso que me resulta extraño seguir haciéndolo, porque sencillamente ni yo mismo me esperaba seguir con esta tarea mecánica de idear, escribir, editar y publicar; es como un viejo vicio que se te queda pegado al cuerpo como el olor del humo del cigarrillo  se queda prendido a la chaqueta, sólo que parecía que, en aquella época, íbamos a ser eternamente jóvenes, que el tiempo no pasaría aquí adentro, pero el tiempo pone todo en su sitio. Internet es la esponja y nosotros nos dedicamos a empaparla de recuerdos y vivencias. Ella no nos hace lo que somos o lo que queremos ser; no tiene vida, por más que nos empeñamos en creer que la tiene como un dueño cree que su perro lo entiende.

Sigo manteniendo mis amistades, muchas de las cuales me siguen visitando. Kiram ha dejado de escribir poemas al amor y al deseo para escribírselos a las fantasiosas carcomas de los muebles de contrachapado y a los poéticos sobres de sopa caducados -por más que le he dicho que revise con atención la fecha de caducidad y no los deje abandonados en el fondo de su despensa-. Yomisma77 sigue empeñada en que su casa es un lugar íntimo, abierto al mundo, sólo que ahora ha añadido el subtítulo «del que nadie puede salir salvo permiso del director de la residencia».

¡Ah, y los hombres! Bueno, Ángel abrió su bitácora nº 24 sobre artesanos que reparan coches de colección y el mundo de la restauración de coches antiguos, y de vez en cuando me envía postales de Santa Cruz donde me indica sus últimos viajes -la calle Alcorce, donde vive su sobrino, la calle Mayor, donde su bisnieto, la calle Olof Palme, donde perdió el bonobús-; a Antonio le sigo haciendo la broma de que cuándo vamos a ir a jugar a los bolos, y él dice que en cuanto busque un lugar para aparcar «el camión», que por lo visto es un precioso taca-taca de Ikea. Jose Jaime sigue escribiendo relatos donde pone de manifiesto las injusticias de la sociedad y la tercera edad, y cuando se aburre mete dos minotauros, una esfinge y un troll y cuando antes le salían alegres y  jubilosos ahora le quedan como tristes y jubilados.

Y así con otros tantos, ¡sería tan largo de contar! Alijodos ha cambiado su nombre por Nomejodas, Balovega por el de La vega sin valor, Reina ha demandado a su plagiador nº 18, que resultó ser una enemiga declarada que vive en una residencia del cono sur -todo, rumorean las malas lenguas, por una disputa rabiosa jugando al mus por la que casi llegan a los tres pelos que le quedan a cada una-, y Tania ha ha cambiado su adicción a los comentarios impulsivos por más comentarios compulsivos… en blanco.

¡Espero que me perdonen si me he olvidado de alguien, pero esta memoria mía! Al menos me he acostumbrado a escribir con esta bombona de oxígeno y viajar con el carrito con la bolsa para la orina a todas partes; esto me hace pensar que lo que antes era una ventaja -un miembro vigoroso- ahora es un inconveniente, pues dice mi doctora que con ese tamaño es normal que llene cuatro bolsas diarias. Tengo a mi joven asistenta todo el día con el corre corre por si me meo encima.

Yo pensaba cambiar el mundo, sí, sublevar a las masas y hacerles plantearse la realidad cotidiana, cuando no era que estaba cabreado con el mundo y me quejaba por todo; que me pagaran bien por ello, retirarme a escribir de lo que me gusta y ligarme a todas las visitantes asiduas con las que tendría encuentros lúbricos. Y mírenme ahora: ojeroso, achacoso, un viejo, y como único consuelo tengo esta bitácora que ya sólo leen los amigos que quedan de entonces, pues los jóvenes no encuentran diversión en leer las anécdotas de un viejo ni le encuentran entretenimiento el saber qué pegamento fija mejor la dentadura postiza. ¡Me cá…!

Me consuela pensar que les llegará su tiempo, sí… Aprovechad, jóvenes infantes, el tiempo que permanece en la juventud, pues es un tiempo prestado, y en cuanto querráis echar la vista atrás, una mañana cualquiera, os veréis con unos hermosos pañales atados a la cintura mientras una cincuentona te da de comer papilla de color excremento de ñu. Será por eso que dicen que los niños y los ancianos se parecen tanto.

Pues hoy cumplo 35 años desde que comencé a escribir mi bitácora y mando un saludo a todos los que han seguido conmigo todo este tiempo, a los amigos que he hecho y a los enemigos que no que buscado. Si acaso, pido perdón por haber dado tantas ideas que son tan poco aplicables, y si alguna vez logré sacar una sonrisa cómplice me doy por satisfecho.

Ahora me siento anacrónico, Internet es  ultracyberguay y yo ultramegademodé; en aquel entonces era joven, y ahora soy un viejo pegado a un teclado y haciendo exactamente lo que solía hacer: pasar mis ratos libres escribiendo de lo que me da la gana y ya, por una vez, voy a decir sin ironía, sarcasmo y doble sentido el motivo de por qué comencé a escribir:

Porque quería que me quisieran.

Y en este aniversario, me gustaría que me cantaran todos -los desdentados también, aunque no se les entienda-,  háganle el gusto a este viejo bitacorero, aquello de… ¡Feliz, Feliz Aniversario, ¿a mi?, a tú, Feliz, Feliz Aniversario, ¿para mí?, para tú…!

He editado el artículo y he añadido este vídeo
por si andan despistados con la canción…

:clown:

Imagen: www.nlm.nih.gov.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

26 Comentarios

Deja un Comentario
  • LALA …feliz aniversario, lala. Que excelente anotación Julio, perfectamente descrio el mundo del Blog, queriendo que nos quieran, con ideas, y sobre todo como el humo del cigarrillo «Ella no nos hace lo que somos o lo que queremos ser», pero si nos acompaña y se vuelve parte de nuestra vida. Un fuerte abrazo mi amigo

    • @R.C.: ¡Hola! Me alegro que te gustara, y gracias por el Feliz Aniversario jaja. ¿Qué haríamos sin el sentido del humor? Un placer tenerte por aquí y comentar contigo cuando te apetezca, como siempre. ¡Un besote! 😀

  • Aquí nomejodas al habla…Muy buena tu vision futurista para dentro de ese monton de años en el que espero seguir por aqui de una u otra forma..Eso si con permiso del alheimer..Un abrazo Julio

    • @Alijodos: ¡Veo que lo tomas con humor! Sí, habrá que pedir permiso a tres o cuatro enfermedades de esas, tocamos madera en plan comunitario y para adelante que son dos días, un abrazo. 😀

  • Jajajaja, como siempre, me sacas una sonrisa. Incluso con ese regustillo triste que queda después de leer la entrada.
    En fin, creo que escribir odas a las sopas caducadas no es cosa mala xD Al menos tengo la cabeza para escribir con rima (aunque mis nietos no la entiendan, ni yo a veces, creo que me queda bien) Con respecto a no darme cuenta de la fecha de caducidad… ten mis cataratas y entonces escribirás sobre como «oculista» se lee «oultista» y cuánto te apetece que te metan rayos láser por los ojos… 😉
    Los jóvenes son así, nosotros tampoco entendíamos a nuestros vejetes, no del todo claro, ellos no tenían superglue2040 bucal…

    😛 Gracias por la entrada, me alegraste la mañana!

    • @Kiram: Si escribieras de cualquier otro tema lo seguirías haciendo maravillosamente bien. Los jóvenes… los jóvenes… ¡si nosotros somos jóvenes! Me alegro que te rieras, ¡un besote fuerte! Ah y a ver si cuadra un finde o algo y quedamos con la señorita Farándula y nos echamos unas cañitas o refresco de colores. 😀

    • @Jose Jaime: Yo soy un humilde bloguero y de maestro ná de ná, pero te agradezco los ánimos que siempre vienen bien. Me alegro que te hiciera reír, era más bien la idea aunque al final me quedó el tono triste y me dije, total, así me salió. ¡Un abrazo! 😀

  • Felicidades, felicidades, que bien la pases en este día (jejeje, léase con entonada voz plis, que es una cancioncilla).

    Oye, pues si escribes, escribes y escribes para que te quieran creo que lo has logrado, porque al menos yo te he cogido un cariño enorme y me la paso leyendo tu bitácora. A veces comentando, otras reflexionando nada más, otras riendo, muchas regañándote, me parece que eres estupendo en esto. Lo dicho, eres un blogero ameno, inteligente, sensual, cálido irrevente, provocador, como no!

    Me alegra un montón leer mi nombre por aquí y ser ya parte de tu historia bloguera a pesar de tener bien poquito tiempo por aqui, en La ciudad de un billón de sueños.

    Si me lo permites te regalo una canción de nuestra adorada banda Dire Straits. Esta rola (como decimos los chilangos) me gusta por melancólica, sensualona y tremendamente bella musicalmente.

    http://www.goear.com/listen/74a7b8f/your-latest-trick-dire-straits

    Muaaacks para ti, querido Julio

    • @Tania: Para mí es un placer que te entretengas y comentes, eres como el prototipo del comentarista ideal, si no fuera porque tienes una excelente bitácora y también tienes muchos comentarios. La rola es preciosa, es una debilidad esa canción para mí, así que te la agradezco por partida doble. Los piropos ha sido leerlos y de repente me he empezado a hinchar a hinchar a hinchar y ya casi no quepo en mi casa 👿 ¡No me malacostumbres que me quiero mucho! El cariño también se siente aquí y se va de viaje al DF ¡Un besote! 😀

  • ¡Apoyo la moción!¡Cañita literaria! (O algo)
    🙂
    Realmente nosotros no es que seamos jóvenes, es que vivimos en un limbo extraño donde algunos pocos nos consideran jóvenes, e incluso niños, y otros muchos nos consideran jóvenes adultos. Un coñazo…
    ¡Quiero caña!¡Refrescos de colores!
    ¡Farándula!¡Pronúnciate!

  • Querido Julio, está más que estupendo que te quieras. Y bueno, malacostumbrado ya te tengo y muy consentido, pero es que me caes de lujo.
    Tons que? vamos a hacer una mega fiesta?
    Yo llevo el tequila!!!

    besos a montones (esos no son para la fiesta, son nomás para ti)

    • @Tania: A que te cayó grueso el compi de trabajo jajaja. Bueno, decir que es todito ficción y que como le dije a @Reina sí que he tenido compañeros con los que he tenido malos rollos; en cambio, con las mujeres me llevo mejor, creo que suele pasar eso de que te lleves mejor con el otro sexo. Acepto la invitación y haces una mega fiesta canario-chilanga, ¡un besote! Lleva mezcal. 😀

  • Querido Julio, vengo atentamente a solicitar los comentarios pendientes sobre esto -ya sea aquí o al mail- : «Iba a comentarte un par de cosas de tu meme -muy interesante, por cierto- a propósito de una frase de mi filósofo de cabecera, La Rochefoucauld, que dice: «La mujer no conoce todo el alcance de su coquetería».

    Plissss, que a mi no me puedes dejar con dudas.

    Muaacks

    • @Tania: Solicitud más que aprobada, será un placer ir a tu bitácora y dejarte mi impresión, ¡es muy interesante el meme! Hay muchos que, para mi gusto, dicen muchas tonterías, y por eso no los hago nunca, pero este me resultó interesante. ¡Luego en un hueco me paso! 😀

    • @Senovilla: ¡Jaja! Muchas gracias, feliz no-cumpleaños para ti también y un buen fin de semana, ¡lo importante es la felicitación! 😀

    • @Balovega: Entre el tráfico y lo mal que está señalizado el ciberespacio te entiendo 😉 ¡Feliz no-cumpleaños para ti también! -y se agradece la visita y el comentario, el doble-. 😀

    • @Pinkyrancher: Me alegro que te rieras. Resulta que luego de publicarlo me acordé de ti, que tu nombre da mucho juego, pero bueno, para la próxima cuento contigo para un relato bloguero de ficción. ¡Un besote! 😀

  • Julio,la vejez es juventud acumulada,y vos tiene ese orgullo ,de seguir trabajando y ayudando ,con una energía que nos nutre , no sólo a los que tocamos casi los cincuenta,sino a los más jóvenes,que quieren correr como caballos desbocados, desafiando molinos de vientos,pero lo cierto es que todos pasamos esa etapa de aventureros y no poderla seguir,nos causa prurito ocular,pero los abrazamos y los ayudamos a que sigan adelante, como ,has hecho con este humilde guajiro cubano ,que se enamoró en Venezuela y trata de revivir la espinela que España sembró en nuestra sangre, gracias a ti ,maestro,P+L,seguirá creciendo como bambúes que alimentados por nuevas lluvias ,tocarán la luz que no ha de apagarse,para enfrentar con éxito los eternos desafios de la humanidad.

    • @Pedro: Muchas gracias a ti por compartir tu talento y tu tiempo con la comunidad y con los lectores de la revista. La revista es la suma de todos los que forman parte de ella y de los que nos visitan; y sin este sentido, ¡no tiene sentido! ¡Un abrazo desde Las Palmas! 😀

  • Reciba un saludo cordial,maestro Julio ,eso es verdad ,todos somos uno y uno somos todos, con un objetivo de meta común:Que siga creciendo sana y alegre nuestra revista,¡vale, en hora buena¡. Hoy está cumpliendo 77 años mi padre en Cuba,poeta repentista y autodidacta,le deseo al igual que a ud. que continúen acumulando juventud ,que todavía no se puede agarrar muletas ni bastones,eso sí, cambiar los habitos nocturnos con la mujer,esperar a estar despiertos en la mañana,total, ya nadie le exige un horario de trabajo,ja,ja. Un abrazo ,sigamos en contacto. Tambien es bueno que salvemos el humor,junto al desarrollo sostenible de la literatura,digo ,hombre,hunanidad sin maldad,mejor termino, ya estoy alucinando y quién dice que estoy loco?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa