Contenidos, Creative Commons y radicalismo

Una vez pasado el enfado con el asunto de Apolorama, que no pensaba que traería tanta cola, sereno y reflexivo, he vuelto a cambiar la licencia a Creative Commons y SafeCreative (esta última lo que hace es reproducir la de CC), que era la que usaba antes. Recibí un twitt de Apolorama:

No me apetece estar enfadado, así que pelillos a la mar, y me parece la mejor licencia para mis contenidos -aunque la diferencia radica en copiar o no los textos íntegros-. Esto no quita para que me sorprendiera con la reacción de algunos comentaristas en Meneame.net al respecto de mi anécdota. Que yo sepa, no estoy dado de alta en ningún sitio que recopile mi blog -me di  de baja de Bitacoras.com y alguna otra más-, aunque no por este tema de los contenidos sino porque para aparecer con frecuencia o escribes sobre un asunto muy polémico, tecnología, o bien estás todo el día en la comunidad votando y agradeciendo votos y no tengo tiempo para tanto.

Un ejemplo de comentario despectivo de Meneame.net:

Imagino que este llorón nunca habrá descargado una serie, una película o un mísero mp3, pues en caso contrario sería un jodido hipócrita.

Estoy hasta los huevos de idiotas que dicen que hay que compartir, se bajan de todo y luego ponen el grito en el cielo porque le copian un post de mierda.

Yo también te quiero, chaval. 😀 Por suerte, no es la tendencia.

Así que, respetando los que opinan que es una forma de difundir contenidos -que lo es-, este tipo de sitios como Apolorama no aportan nada más que ser altavoces de contenidos ajenos y, como tantos otros sitios, atraer lectores. Si la selección es buena, podrían decir, ¿qué hay de malo? Si hay blogueros que están de acuerdo, ¿quién soy yo para decirles lo contrario? Pero, éticamente hablando, no sé si respeta este tipo de formato -no entro en cómo muestran luego el artículo- el trabajo que supone, por placentero que sea, el cubrir de negro una pantalla. Aquí entra el valor que le da cada uno a su esfuerzo, independientemente de la calidad que ofrezca -que es un asunto subjetivo y pertenece al lector-. Considero que, como mínimo, debe quedar reflejado, sin ningún género de dudas para el lector, quién es el autor, de qué blog procede y qué licencia posee el texto copiado. Si encima hay que estar agradecido porque te copien el texto, da igual la forma, me bajo de esa guagua -de hecho, ya camino a pie en este asunto del copyright y los derechos de autor en la red-.

Lo que sí veo es que, como en los ecologistas extremistas, o las feministas, con sus tesis, hay una tendencia a demonizar a todo aquel que se aparta de la línea del «en Internet todo es gratis y si no participas de esto, estamos contra ti». Por lo visto, no se puede -me río- licenciar el trabajo propio con todos los derechos reservados. No eres guay; no eres cool. Cuando hice las entrevistas a cinco blogueros sobre este mundo creo que hice buenas presentaciones sobre todos ellos. No me parecía adecuado colocar un simple enlace con su nombre a su blog y darle las gracias; esto sería como ocultarlos, de alguna forma. Cada persona sabe cómo quiere hacer las cosas; todos las hacemos diferentes.

Imagen: bloguismo.com.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

4 Comentarios

Deja un Comentario
  • Bueno, me alegro que hayas vuelto a CC!!
    Es que no era problema con la licencia, la licencia está perfectamente pensada para lo que vos querés. El crédito es tuyo, deben citarte (de hecho hay varias opciones para dar los limites que queres).
    Lo malo viene cuando te copian el texto y lo publican bajo su autoría. Y que luego se hagan los desentendidos es una locura.
    En el post anterior no comenté porque se notó que estabas con bronca por la situación y no estaba de acuerdo con tu solución, no quería echar mas leña al fuego 😛

    En cuanto a los comentarios de esos trolls de meneame, hay que reirse bien fuerte…
    Nosotros bajamos peliculas, series, música, libros etc… Pero si veo que editan el video y le ponen una placa a «The Goodfather»: Dirigida por Juan Perez. Voy a sentirme completamente indignado. Eso creo que es lo que más se está discutiendo acá.
    Robar la autoría, apropiarse de lo que hizo otro y darlo bajo otro nombre.
    Esto, puedo asegurarte que nadie decente en internet, ni los del «todo gratis», ni los que (como yo) no nos queda otra que conseguir todo gratis porque no nos dan alternativa (sobretodo con las series, prácticamente lo único que descargo), en fin, nadie en internet aceptaría robar autoría de los trabajos de otros. Lo hacen, muchos lamentablemente, pero cuando reconocemos eso lo castigamos.

    Por eso no es problema con la licencia, sino con la persona que prefiere desentenderse de esa licencia y más importante aun, de la persona que se protege con esa licencia para seguir creando, cómodo y a gusto, disfrutando lo que hace para el otro y desde ya, que se lo reconozca como tal.

    Un saludo!!

    • Yes, sir. Estoy de acuerdo en el 99,9% de tu comentario, así que sólo añadiré que yo también me veo bajo series =D. Esto se parece a la jungla, si lo miras bien, en plan «sálvese el que pueda». Pero no podemos negar la realidad. Un abrazo. 😀

    • No: si miras el correo, verás que envié uno, poco después del artículo, porque no había mirado el mío hasta bien entrada la noche. Venga, pelillos a la mar. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa