¿Es pobre la blogosfera? Escritores contra blogs

typewriter¿Son los blogs el callejón oscuro donde transita una escritura mediocre? Como Javier Marías, escribía con una Olympus hasta que los ordenadores las erradicaron. Y, como Marías, encuentro un poco de todo.

Amparados en el anonimato cobarde de los llamados nicks, no hay asunto que no les merezca a unos cuantos blogueros toda suerte de improperios. Hay en este mundo, o eso parece, una desproporcionada cantidad de odiadores, o llámenlos negativistas, resentidos, amargados, venados. No tantos en los blogs o foros en inglés.

Otorgándole gran parte de razón -objetivamente hablando, coincido en que los blogs en inglés son más civilizados, pero es cierto que nuestro carácter mediterráneo es más racial y menos polite-, me pregunto si tiene razón en lo siguiente:

No entiendo que tantos escritores tengan un blog propio y le dediquen, por fuerza, numerosas horas de su tiempo, porque me parece equivalente a esto: uno va a un bar, se sienta a una mesa y habla de lo que sea, y a continuación está expuesto a que cualquiera coja una silla y le suelte a su vez su rollo o -con demasiada frecuencia- sus imprecaciones.

Por otro lado, Vargas Llosa es defensor a ultranza de la escritura en papel:

Infunde un respeto casi religioso al escritor. […] La gran amenaza son las máquinas que puedan acabar con el libro. No sabemos qué va a pasar con ese desafío para la literatura que es la pantalla.

Que existan defensores de la cultura del libro dentro del gremio de escritores no es sorprendente. Los avances científicos siempre han sido aceptados con cautela y muchos traspiés, y más cuando pretendían desplazar hábitos sociales establecidos: la costumbre es poderosa.

Pero no son las primeras voces que hablan de la mediocridad de la escritura que se hace en los blogs. En ámbitos universitarios, no son pocos los que afirman que, al no haber regulación académica -no hay una diplomatura en blogs, por ejemplo-, el uso del lenguaje y la creación de ficción son pobres, cuando no mediocres. En general, cualquiera, sin saber redactar, puede escribir en su propio blog. Y este aumento de blogueros sin conocimientos básicos sobre escritura empobrece la blogosfera.

Un catedrático universitario de Teoría Literaria me decía: «No pierda el tiempo. No publique usted poesía en internet… pero mucho menos, la lea, porque no va a encontrar sino mediocridad. Escriba de verdad, e intente publicar. El esfuerzo de preocuparse por lo que escribe le hará mejor poeta».

Esta argumentación parece tener cierta lógica… ¿O no? Veamos. La inmediatez de la escritura en el blog y la facilidad de acceder a publicar en uno contrasta con lo complicado de editar  (se rechazan el 90% de los manuscritos) o de un trabajo que requiera una destreza con la escritura. Sin embargo, Saramago, en su blog, ha explicado que le pone idéntico mimo a sus artículos que  a sus novelas. Y, tal vez por la misma idea de Marías, tiene cerrados los comentarios.

Lo que antes permanecía oculto en un papel, ahora puede salir a la luz en ausencia de burocracia incómoda. Esto, necesariamente, aumenta el descontrol: la no tutorización de los contenidos por una revisión adecuada. Y esta circunstancia baja la calidad media de forma radical. En el ancha es Castilla no se tiende al mimo, sino a la despreocupación.

Sin embargo, como en todo género, es muy probable que salgan a la luz bloggers de prestigio en España, que sean un espejo y marquen una línea de calidad. En España, tengo conciencia -quizás incorrecta porque no me disperso lo suficiente- de que existe una línea muy difusa entre los que tienen una expresión pobre, una exposición enrevesada o una estructuración confusa, a los que cometen errores de puntuación y ortografía de forma continuada. El resto, los exquisitos, digamos, son una amplia minoría.

Conclusiones y enigmas

Me quedo tranquilo pensando que las viejas glorias vivas de la literatura comparten -o comparto yo con ellos- esta idea, que se acerca cada vez más a una quimera, de la continuidad del libro como formato de lectura y expresión.

En cuanto a los blogs, la blogosfera en España me da la sensación de que aún es embrionaria, y que el tiempo irá acomodando y regulando. Habrá que esperar a estudios serios de blogosfera por países y del análisis medio de su calidad expresiva, el cuidado del lenguaje y su nivel de generar opinión y debate de calidad.

¿Porqué no va a aspirar España, con un lenguaje rico y claramente filosófico, adecuado por tanto para el argumento y la reflexión, a poseer una blogosfera de calidad? Puede y debe. Pero desde la propia regulación y el establecimiento de unos niveles de calidad que deben nacer de una masa lectora exigente y preocupada, al igual que ésta se lo exige a periódicos digitales como El País, El Mundo o el ABC.

Aspirando a la excelencia, en definitiva.

¿Estás de acuerdo? ¿O tu perspectiva es que la blogosfera española no es pobre? ¿Crees que Javier Marías y Vargas Llosa tienen argumentos arcaicos? Me interesa muchísimo tu opinión en este tema en concreto. Me preparo un café y vuelvo.   😀

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

13 Comentarios

Deja un Comentario
    • @Javier: De eso no me cabe duda. Si hasta los tienen para sus libros -mira Sánchez Dragó, que fue «pillado» en televisión diciendo que uno no lo había escrito él… y luego diciendo que era una campaña de desprestigio… con las manos en la masa…- 😀

  • Pienso que el blog ó cuaderno como me gusta llamarle, es un diario, donde vas anotando ó escribiendo sobre temas que te gustan ó te atraen. claro q estás expuesto a diversas posturas, son como una casa, dónde te acomodas para leer. Yo prefiero la lectura, y los comentarios de otros lectores, a los votos de la blogosfedra, poder leer a personas como tu, que me agrada mucho la forma de escribir y la mayoría de los temas que tocas. Dejemos que los otros se comporten como deseen, los vamos conociendo, por eso tal vez…no lleguemos a protada, pero me es indiferente, doisfruto estando ahora en tu casa leyendote, y estés dónde estés lo seguiré haciendo, le guste a quien le guste. ó le pese a quien le pese, me penalizan dando menos puntos porque voto según las normas siempre a los mismos, pues nada…voto a quien me gusta y me da la gana. Un abrazo amigo, es un placer estar en tu casa. uruguayita. :love:
    .-= Último artículo del blog de Uruguayita… Los Adolescentes de Hoy =-.

    • @Uruguayita: Pues yo creo que has cogido una parte del artículo muy concreta 😀 porque yo en este no hablo de votos… Sino de calidad de la blogsofera y si a tí te parece que la hay, etc. etc. En parte sí has dejado tu opinión al principio del comentario, diciendo que lo ves como un diario y que prefieres la lectura. ¡Un abrazo! 😀

  • Buff un tema muy polémico (cuanto te gusta armar polémica eh?jeje), no sé yo creo que todo el mundo tiene derecho a tener un blog, creo que es una forma de expresarse..y claro ,como en todo, unos son mejor que otros, pero si no quieren que escribamos todo el mundo, pues que lo prohiban, mientras tanto yo pondré lo que me venga en gana, y al que le «chinche», pues ya sabe…»ajo y agua» .
    Un besete :p
    .-= Último artículo del blog de pili»cuchillita»… YA NO VOTO MAS EN BITÁCORAS =-.

    • @Pili: Jaja, no, no me gusta crear polémica, sólo tengo mi opinión en cosas que me gustan o no y lo digo. Yo qué culpa tengo de que no hay más gente que se cuestione las cosas, o les parezcan poco importantes. Lo son, pero me gusta el tema y disfruto un ratín. Luego está la parte pedagógica del asunto, en la que sería ideal, como digo en varios artículos del blog, un mayor cuidado por el idioma. No se trata, creo yo, de que se prohíba nada, sino de que quien escribe tenga un uso responsable del idioma. Que respeta las normas ortográficas y de puntuación, como mínimo. Y luego, que procure una redacción coherente. ¿Es un esfuerzo? Bueno, pero también lo es no eructar en las comidas, no sorber sopa del plato, no toserle a la gente a la cara, porque hay una norma de comportamiento. Y no te creas que soy impopular con lo que digo: mucha, muchísima gente comparte esta idea de que hay que cuidar cómo uno se expresa, sin obsesionarse, porque lo que dices y cómo lo dices es también reflejo de lo que eres. 😀

  • Julio, …Lo que antes permanecía oculto en un papel, ahora puede salir a la luz en ausencia de burocracia incómoda….creo que refleja mucho de lo que sucede. Pienso que la libre expresión, es un derecho y no se puede juzgar la calidad, ya que hay seguidores para todo, cada uno lee y vota lo que más le ha interesado. Y he allí lo fascinante el pluriculturismo, para mi es como un libro grande con una variedad de la A a la Z, si he abandona los libros físicos como tal, prácticamente y obedece a que encuentro toda una gama en los blogs, cuando algo no me gusta lo cierro, pero a veces me apasiona tanto un tema que paro compleméntalo en google, etc. Así que siento que la literatura se expande en vez de contraerse. Un abrazo
    .-= Último artículo del blog de R.C. de_interes… UNO CRECE… =-.

    • @R.C.: Hasta el primer punto estoy de acuerdo. Pero como decía a Pili «Cuchillita», no me interesa tanto lo que cada uno puede o no hacer. Cada uno hace lo que le da la gana y así es como debe ser. Me refiero a que uno expone su expresión, su idioma, su lengua, a los demás, y como mínimo creo que habría que tener un cierto cuidado con cómo se escribe. Claro que uno por el camino -yo mismo- deja faltas de ortografía, o frases incoherentes o enrevesadas. Pero hay que procurar, creo, mimar la expresión. Porque nos beneficia a todos. Si la literatura que se expande es la mediocre, no me gusta que se expanda. Ahí no coincidimos, pero eso es bueno. ¡Un abrazo! 😀

  • es un tema dificil , pero me interesa bastante, ya que yo misma he creado el blog para que puedan leer mis poemas, ya que de otra manera no tenia, bueno, espero que pronto si, porque mi primer libro de poemas esta listo y en el horno, a lo que iba, esto del blog, se ha convertido en una especie de carrera de fondo, yo pensaba que un blog, es, pues eso, un diario enchufado a la red, donde vas escribiendo lo que te pasa cada dia, o lo que piensas de algo, a la par de dedicarlo si se quiere a un tema concreto, pero ultimamanete, hay en la blogosfera, demasiado profesional de las letras, periodistas compitiendo por los simples blogueros (me incluyo) entretenidos en ocupar unas horas escribiendo y leyendo, no se que pretendem si de esto nosotros no vivimos por dios, hay una persecusion y una mania por quitar de en medio a los blogs mas o menos populares y no se que es lo que pretenden, yo si se lo k puede pasar, pues que poco a poco nos iremos marchando y seguiremos escribiendo a nuestro aire, sin pensar ne puntos ni en votos ni en las malditas portadas, que es lo que esta destruyendo todo esto, no pagan, ni dan premios por llegar, no dan nada, entonces que de hablamos? yo no lo entiendo, pero pase lo que pase, me vaya o no de bitacoras, seguire con mi politica de siempre, un abrazo amigo, que tengas buen dia.
    .-= Último artículo del blog de mery… Mi Oficial, mi Caballero =-.

    • @mery: Es un tema delicado porque hay quien puede llevarlo a lo personal… Cada quien que haga autocrítica. Si con esto consigo que alguien más diga: «vaya, voy a mimar un poco más cómo escribo, si puntúo bien, si no se me escapa alguna falta, uso el Word o el OpenOffice para revisar la ortografía que lo hace en un momentito…».

      Lo de los blogs populares a mí me parece bien, porque siempre habrá un conjunto de gente que siga mucho a alguien. Lo que no me parece tan bien, aunque la vida es así, es que usen esa supuesta fama para creerse en posesión de la verdad o que traten de decir a los demás cómo hay que hacer las cosas, cómo deberían ser, etc. en la blogosfera. Y como yo soy una mente -o un ente- independiente, salto, y me quejo. Hay quien no, pero no es mi problema ni mi forma de ser. 😀

      Yo creo que se puede escribir de lo que uno le gusta, y no tiene que competir en calidad literaria con nadie. Simplemente, tener una expresión, una ortografía, etc. cuidada. Tú sabes, que eres poeta, lo gran diferencia que hay entre un buen texto correcto y un buen texto pero con errores de este tipo. Abismal. No lees ni la siguiente línea.

      No entiendo qué le pasa a todo el mundo con los votos de bitácoras, los premios, las portada, están estresados con el asunto. Yo creo que demasiada ansiedad es malo. Mirarlo con distancia y hacerlo sin pensar en los demás, pero de verdad. Porque si uno deja de disfrutar, apaga la luz y vámonos. Relax, tantra, respiración profunda… 😀

  • @yomisma: ¡Jelouuuuu! Yo creo que no hay que exagerar. Una cosa es que en comentarios, o dónde sea, uno se permita licencias, es casi lógico. Si eso no es malo. El tema es cuando uno, creo yo, presenta un texto en un blog o en otro sitio. ¿A nadie le da vergüenza pensar que lo lee mucha gente? A mí sí, en cierta medida. Puede que no me curre mucho las historias que cuento, pero sí que procuro que esté la ortografía y la puntuación correctas. Cada uno tendrá su límite. Al que le importe tres pimientos cómo escribe y lo que quiere es escribir, luego que no se queje de que alguien le diga un día: sí, mira, lo que dices parece interesante, pero es que no pasé del tercer párrafo porque tienes tantos errores de puntuación, o de ortografía, o escribes tan enrevesado, que no pude seguir. Sí, hay quien piensa: vale, yo escribo como yo quiero, sin que me nadie me tenga que decir cómo. Vale, y yo me hago los huevos fritos con aceite caducado, nadie me va a decir cómo me tengo que freír un huevo. Ahora, como mi tema iba del estado de la blogosfera y la escritura, está claro que ésta no es la línea a seguir. No creo que sea debatible… ¿o sí? 😀

    Y en cuanto a la poesía, lo mismo. Oye, se puede escribir lo que uno quiera, pero si uno cuida el lenguaje un poquito y la ortografía, ¡qué menos! Es que se usan palabras. Ya no entro en lo que cada uno quiera hacer.

    Sí, ya veo que estamos de acuerdo X( 😀

    Vale, me tomo la valeriana -o un rooibo de cerezas-. ¡Un beso! 😀

  • He leído mucho sobre este tema. Básicamente habría que diferenciar algo fundamental:

    Los que cobran por escribir.

    Y los que escriben, por afición o por entretenimiento , sea bien, mal o regular.

    Si la tecnología habilitó esos espacios gratuitos, en los que la gente puede expresarse libremente, es porque sabían que eso aumentaría el número de visitas en la red. La red vive de los clicks, de la publicidad a la que se accede aleatoriamente tras muchos clicks.

    No creo que nadie, jamás, pensara en el fenómeno blog, como una plataforma en la que iban a aparecer escritores como churros. Pienso, que el que tiene talento, ya habrá intentado venderlo a través de los canales tradicionales.

    ¿Alguien cree, que si es cierta la cifra de que existen 70 millones de blogs en la red, todos podían ser excelentes escritores?

    Es tendencioso e infame, que un intelectual reconocido y con éxito, que vive de la escritura, publique un artículo como el que ha generado la polémica.

    De entrada ha cometido el peor error posible: ¡generalizar!, cuando admite que apenas estuvo conectado, y por primera vez, en la red.

    En el fondo, tras todo esto, hay un infantil miedo a lo que consideran intrusismo con posibilidad de éxito (muy escasa) en algunos casos. Si por alguna razón, algún autor de un blog recibiera muchas visitas, y consiguiera destacar, eso representaría un palo para estos soberbios escritores, que en lugar de luchar por su escritura y conseguir venderla, prefieren anticiparse, por si se les acaba el talento y la inspiración, y ya van lanzando pullitas para que “la masa”, a la que desprecian, pero a la que necesitan como “clientes” que paguen, sepa diferenciar lo que es escritura, de lo que es una taberna a la que es mejor no entrar, según palabras de Javier Marías.

    Hace tiempo que leo en Internet, sin embargo nunca había sentido la necesidad de escribir. Ahora, hace menos de un mes, esa necesidad ha aparecido. Y he confeccionado una especie de álbum, o collage, para divertirme. Escribo siempre en primera persona, jamás hablo de cosas personales, y me dejo llevar por temas del pasado y del presente, que lleguen a interesar a mi voluntad. He deshabilitado la opción de comentarios. No me hace falta ni la interacción, ni la opinión, ya que no expongo un producto, sino simplemente utilizo una plataforma virtual y cómoda, que me permite diseñar de una forma muy simple ese álbum, hasta que me canse y lo deje.

    • @Amalia: ¡Hola Amalia! Pues me parece súper interesante tu comentario. La verdad es que también creo que existe un miedo infantil a perder el «centro de poder» de la escritura desde un medio no tradicional, que es el blog. Te animo con tu aventura en el blog y si un día te apetece déjame un comentario con la dirección para visitarlo. Supongo, volviendo a tu comentario, que a veces uno quiere adoctrinar desde una posición en la que el oficio de escritor tiene un barniz de «intocable». ¡Un abrazo! 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa