La profesión de las letras es

La profesión de las letras es, después de todo, la única en la que se puede no ganar dinero sin hacer el ridículo.

Jules Reynard (1864-1910)

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

3 Comentarios

Deja un Comentario
  • Venga y por qué no, la piscina es para quién le gusta, en cambio, uno no puede estar bebiendo cerveza todo el día. Puede pero no debe.

    Hace unos días leía sobre la duda de un profesor acerca de la utilidad de la filosofía que para mí, es la base de toda ideología y actividad del ser humano, ¿y la escritura, es sólo una herramienta más del homínido o es LA primera herramienta de la evolución?

    Muy buena cita, Jules. También está el trabajo de voluntario, por Dios.

    • Jaja. Vale, hombre de Dios -o de Marx-, tampoco lo tome usted tan literal -o sí-. Conozco amigos de fiesta que beben toda la noche; no deben -beber tanto digo- pero pueden. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa