El abrazo de Antonio Gala

Antonio Gala

Dijo una vez el poeta Eugenio Padorno que los poetas no están para llenar plazas de toros; que la poesía no es para llenar estadios de fútbol o teatros, explicando el simbolismo y su gusto por lo hermético, por vivir la poesía como si estos locos franceses fueran miembros de una secta de unos pocos. La poesía es un lugar íntimo, un encuentro entre el lector y el papel escrito que es la expresión de lo que el poeta encuentra y pule en el sendero poético.

Indirectamente se refería don Eugenio a poetas como Antonio Gala, capaz de llenar teatros y que gusta de acudir a televisión a hablar de lo humano y lo divino. No está Gala considerado, tal vez injustamente, en la terna de grandes poetas de su generación, aunque sí lo está; quiero decir, es tanta su fama mediática y su éxito de ventas que cuaja poco con la realidad de la poesía española y normalmente se nombra a clásicos como Hierro, Jiménez, Millares Sall, Panero, Caballero Bonald, etc. Bien es cierto que Gala ha tocado prácticamente los generos literarios clásicos: teatro, novela, ensayo, poesía, y en todos ha cosechado éxitos.

Influido por esta idea de don Eugenio, a Gala, al que nunca había leído, lo aparté en mi biblioteca. Me habían regalado El águila bicéfala y comencé a leerlo con prejuicio. Sin embargo, tiempo después, una tarde cualquiera, abrí de nuevo el libro y comencé a leer sus sonetos. Y encontré algo.

Encontré, a lo largo de mi vida, su lucidez y su humor en radio y televisión, y durante las últimas décadas del siglo pasado era habitual verlo en entrevistas. Creo que, si mi memoria no me falla, presentó un programa con un decorado griego… No recuerdo más. Me pareció una persona cercana, ingeniosa, que destaca de la media burda por su cultura y su habilidad de escritor, por su talento, con la palabra.

Tras pasar por otros problemas de salud, Antonio Gala ha anunciado que tiene cáncer. No es, para mi gusto, Kavafis, Rilke, Shakespeare, Machado, Jiménez, Lorca, pero es uno de los grandes poetas y dramaturgos de nuestra literatura, sin más; podemos discutir si está entre los diez o doce más importantes de su generación, pero no podemos obviarlo. Se ha ganado el puesto de sobra.

Deseo lo mejor para Gala y para estos duros momentos de su vida; es, sin duda, un referente de nuestra cultura y por ende de nuestra literatura.

Solo puedo admirar, con ese respeto ganado desde mi prejuicio derrotado, y bien derrotado, a un poeta que puede escribir un soneto como el siguiente. Es imposible que llegue al final y no me emociones, maldito.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

10 Comentarios

Deja un Comentario
  • Aún eres mío, porque no te tuve.
    Cuánto tardan, sin ti,
    las olas en pasar…

    Cuando el amor comienza, hay un momento
    en que Dios se sorprende
    de haber urdido algo tan hermoso.
    Entonces, se inaugura
    -entre el fulgor y el júbilo-
    el mundo nuevamente,
    y pedir lo imposible
    no es pedir demasiado.

    Fue a la vera del mar, a medianoche.
    Supe que estaba Dios,
    y que la arena y tú
    y el mar y yo y la luna
    éramos Dios. Y lo adoré.

    Habrá poema más hermoso que éste? El amor en todo su esplendor, calidez y hermosura.

    Entre los grandes debe permanecer. La realidad de la poesia es Gala.
    Gracias por el artículo espléndido y por tu reconocimiento a éste magnifico poeta y escritor. :love:

    • ¿Ese es de Gala o es tuyo? Me gusta también el que dice «aguardaré a que alguien de paso me termine» o algo así, como hablando de que en la vida pasa alguien para completarte (es como la idea de la media naranja pero en poético, jaja). Bueno, el poema es precioso, sea tuyo o no, me gusta. Un besote a ti, Almogrote de mis amores. 😀

  • Me gusta mucho el nuevo diseño 🙂 y esa foto de cabecera me encanta… La verdad es que yo, como tú antes, jamás he leído un libro de Gala, es cierto que he leído alguna poesía de él suelta y le he escuchada hablar y, aunque no estoy del todo de acuerdo con lo que suele decir, veo en él unhalo especial que le ha llevado a estar donde está. Es cierto que es un poco el U2 de la poesía pues va aquí y allá, es mediático, está siempre en actos benéficos y no benéficos y tiene ese toque comercial que muchos (y me incluyo) muchas veces asociamos con calidad inferior…evidentemente U2 no me gustan tanto como Pat Metheny ni como Lou Reed pero me gustan y cuando escucho Sweetest Thing me embarga la felicidad y cuando escucho Sunday Bloody sunday se me pone la piel de gallina. Un beso y persón por esto comparación absurda. Besazos, ojos azules.

    • ¡Gracias! A mí también, más que el otro, lo de los comentarios arriba lo llevaba buscando pero no encontraba un tema de mi gusto. La foto no sé cuál es, van rotando, jaja, me parece interesante que vayan rotando. A mí también me gusta Lou, tú qué te crees, Sweet Jane y sobre todo su álbum New York, la Velvet no tanto, y de New York me quedo con Romeo had Juliette, un temazo que me aprendí de memoria. Este, Dylan y Leonard Cohen creo que me gustan porque no me exigen tener voz para cantar sus canciones y encima tienen letras muy chulas. Y la comparación, querida, sí es buena, es precisamente eso, y es buena porque supongo yo que U2 es de los grandes también a nivel de calidad musical, tienen muy buenas canciones y creo que algún album, el Josua Three o cualquier otro será considerado en las listas esas de «los mejores 100 albums de la historia del rock». Pues eso. Me alegro que te pasaras no mil, sino dos. En realidad son verdes, jaja. Un besote grande, grande, grande, ay, qué haría yo sin mi Lucía, que cada vez le descubro más cosas en común, es curioso, no sé si estas cosas son normales en una misma cultura, con mismos gustos o similares, esas coincidencias, o son casualidades, ya sabes, eso de encontrar alguien y de repente dices coño más o menos la misma música, algunos pensamientos iguales; pero no me hago ilusiones, en convivencia sale siempre la mierda, jajajaja, ¡ay! qué bonita es la distancia, Lucía. Bueno, ya iré pensando en el viaje a Galicia, es que la valenciana no me presenta a las amigas solteras. 😀

      • Querido Julio, vente cuando quieras que tengo varias amigas solteras:grin: …la verdad es que sí que tenemos muchas cosas en común, si estuvieses aquí sé de uno que se pondría muy celoso :p El caso es que Romeo had Juliet me encanta y en general todo lo de él, tengo bastante de su discografía (de Dylan no, algo que me pasó mi padre pero poco). yo comencé con Lou Reed vía la Velvet, prefiero Rock and roll más que Sweet Jane, me alucinaba…ahora lo prefiero en solitario. Oye…vente varios días sino no nos va a dar tiempo a hablar de todas esas cosas que copartimos. Pero vente si estás harto de calor porque estamos teniendo un verano horripilante. Besos, ojos verdes (sinceramente, los prefiero verdes)

        • Buah, si por mí fuera, me iba a desconectar pero como dicen en Andalucía, «está la cosa mala», jaja. 😀

          Mira qué buena, me presentas a las amigas, así es como es. Si fuera, pues hombre, ya que iba te hacía la visita correspondiente, y para tres o cuatro días para ver aquello, está claro. Ya iremos reuniendo en la hucha del cerdito. Yo soy de rock pero claro, Sweet Jane la asocio con ese cantante por culturilla popular. Tú ya sabes, al principio todo son coincidencias y luego sale el mal rollo jajaja. Que noooo… Ah, no creo que se ponga nadie celoso, pero gracias, tú sí que sabes elevar la moral. Quiero escribir algo de los celos, a ver cómo lo enfoco para no tocar mis relaciones anteriores por medio, tal vez hablarlo en general, no sé. Luego viene Nat o Ángel y dicen que es autobiográfico, jaja, pero bueno, riesgos que hay que tomar. Un gran abrazo y aquí mira, ya se va yendo el tiempo raro nublado y con calor para pasar a más calor. Me espera un verano… ¡Muacks! (y un abrazo para el enano ese que tienes ahí). 😀

  • A Gala lo he seguido a ratos,no he leído muchas cosas de él. No me entusiasma especialmente, pero en ocasiones, me emociona y me revuelve por dentro (como ha sido el caso ahora escuchando «La Condena»…»en este proceso a largo plazo buscaré solamente la cadena perpetua de tu abrazo»….cómo no emocionarse con esto).
    Leyéndote, me ha venido a la cabeza la idea de los celos retrospectivos, que leí una vez en una de sus novelas. Desde entonces, cada vez que he mantenido una relación, o no necesariamente en esas ocasiones, también cada vez que he hablado de relaciones o del amor, me viene a la cabeza ese «concepto».
    Tengo la costumbre o «manía» de llenar libretas y libretas de cosas que voy leyendo y me van gustando, igual por miedo inconsciente a que si no lo hago queden olvidadas en algún rincón de mi cerebro…y, al leerte, me he visto «obligada» a buscar precisamente la parte que habla de los celos retrospectivos, hacía mucho que no la leía completa y me sigue gustando tanto como la primera vez.

    Es de su novela «La regla de tres», y la verdad es que no recuerdo si el libro me gustó especialmente o no (ahora tengo la necesidad de releerlo)porque me lo leí hace muchísimos años…pero esa idea se me quedó grabada en la memoria, me gusta su manera de contarlo…

    Yo también le deseo lo mejor a Antonio Gala y le doy gracias por haberme llegado de manera tan intensa en ocasiones.
    De repente, gracias a tí, me apetece introducirme en sus poemas.

    «El dolor más irremediable, lo producen en el amor los celos retrospectivos. Quién besó la boca que nosotros besamos, de quién fue la mano que, antes que otras, se introdujo en los escondidos rincones donde aletea la dicha, dónde va su memoria cuando el amado se disipa y no escucha lo que le decimos, de quién era la marca en la nuca que por primera vez obligó hacia su pecho. Nadie es capaz de destituir ese pasado pétreo, grabado como un destino en las facciones que nos atraen y que a otros antes atrajeron..» (La regla de tres).

    Un abrazote 🙂

    • ¡Hola! Oye, me alegro que te decidieras a comentar, está genial que lo hagas cuando te apetezca. El libro que comento, El águila bicéfala, es una selección de textos suyos de obras anteriores y del pomeario Sonetos de la Zubia, creo que se llama, y no sé si de otro más. Tiene algún texto en prosa precioso. A mí me atrae más su faceta como poeta porque como prosista pues no es lo mío a tenor de lo visto en este libro que te comento (joder qué pedante escribo, a tenor, jajajaa). Bueno, ese fragmento es súper lindo. ¡Un besote! 😀

  • A «tenor» de lo que has contado investigaré su poesía.A mí, ser pedante, no me queda tan molón como a tí :-).
    Un besote!
    PD. Me gusta,esta,tu casa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa